7 colegios impulsan hábitos saludables con 'Tokio 2020'

Lola Morán Fdez.
-

El proyecto consiste en sumar kilómetros bien sea andando, corriendo, en bicicleta o cualquier otra actividad física para realizar de manera simbólica el recorrido entre Talavera y Tokio a lo largo de 15 etapas pasando por ciudades ya olímpicas

7 colegios impulsan hábitos saludables con ‘Tokio 2020'

Siete colegios de Talavera participan en un proyecto que pretende fomentar hábitos de vida saludables y que tiene la celebración olímpica de Tokio 2020 como protagonista. Se trata del proyecto ‘Destino Tokio 2020’, que se ha presentado en un acto celebrado en la plaza del Pan y que propone tanto al alumnado como al resto de la comunidad educativa «sumar kilómetros» para llegar de manera simbólica desde Talavera, en España, hasta Tokio, en Japón, coincidiendo con el año olímpico.
En este proyecto participan los colegios José Bárcena, Cristóbal Colón, Nuestra Señora del Prado, Hernán Cortés, Bartolomé Nicolau, BIOS y ‘Cristóbal López’ de Gamonal.
Todos ellos forman parte del proyecto de Escuelas Saludables de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, que tiene como objetivo «intentar que los chicos adquieran unos hábitos y estilos de vida que les permitan en el futuro tener calidad de vida», según ha explicado a los periodistas Víctor Gómez, maestro del colegio José Bárcena.
Para ello, se proponen una serie de actividades, entre ellas que los alumnos acudan a los centros escolares de forma activa, ya sea andando, en bicicleta o patinete; acabar con el sedentarismo; crear hábitos de alimentación y de higiene postural saludables; y actividades extracurriculares complementarias «para que los niños no tengan ningún motivo para decir que no van a salir a hacer algo».
En este proyecto se busca la implicación de toda la comunidad educativa así como de las instituciones e incluso organismos y empresas de la ciudad.
En el marco de este programa se ha diseñado el proyecto ‘Destino Tokio 2020’ coincidiendo con la celebración del año olímpico, ideado por Álvaro y César Flores Peño, profesores en Gamonal y Talavera respectivamente. Como ha explicado César Flores, docente del colegio Nuestra Señora del Prado, la actividad consiste en llegar desde Talavera a Tokio sumando 18.497 kilómetros a través de 15 etapas pasando por ciudades que han sido olímpicas a lo largo de la historia en algún momento.
Según ha indicado, la mayoría de los colegios están en estos momentos en la etapa 8, viajando para llegar de Roma a Atenas, ciudad a la que se espera llegar este lunes.
Para realizar este recorrido, se suman kilómetros «a través de cualquier actividad que hacen en el área de Educación Física», así como marchas, ir andando al colegio, en bicicletas estáticas situadas en el centro que pueden utilizar tanto los alumnos en el recreo como el resto de la comunidad educativa.
El objetivo es llegar a Tokio el 12 de junio, fecha en la que se pretende llevar a cabo un acto de clausura del proyecto en la plaza del Pan, donde culminará el recorrido realizando hasta allí el último kilómetro.
Si bien este curso participan en este proyecto los colegios que forman parte del programa de Escuelas Saludables, la intención es que en próximos cursos se sume el resto de la comunidad escolar de la ciudad.
Apoyo a olímpicos. El proyecto cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Talavera y, como ha destacado el teniente de alcalde Luis Enrique Hidalgo, se trata de una de las actividades que se desarrollarán en la ciudad en el marco de este año olímpico «que tan importante y tan bonito va a ser para esta ciudad», haciendo mención a los deportistas talaveranos que participarán en las Olimpiadas como son Sandra Sánchez, Paco Cubelos y Fernando Alarza.
«Con estas acciones lo que queremos es darles todo el impulso y todo el apoyo de nuestra ciudad para que en sus entrenamientos también diarios, en ese objetivo que tienen que conseguir para llegar a las Olimpiadas sientan el calor, el cariño y el ánimo de toda la ciudad de Talavera», ha destacado.
Asimismo, ha subrayado que el deporte es «salud» y «una fuente de crecimiento económico para la ciudad» y para «generar ilusión».