Sánchez-Escribano va recuperando su mejor nivel

J. M. Loeches
-
Sánchez-Escribano va recuperando su mejor nivel - Foto: Julián Pérez

La atleta toledana no quiere correr riesgos y volverá en enero pensando en el Nacional de Cross de Cáceres

Irene Sánchez-Escribano ya piensa en 2019 después de un final de año en el que en lo poco que ha competido, lo ha hecho con el freno de mano echado. Sin embargo, ya en el Cross de Venta de Baños del pasado domingo, la atleta toledana reconoce que se encontró «con más seguridad». Y es que, tras el Campeonato de Europa de Berlín, ha sufrido una bursitis calcánea que le ha dado bastante guerra. «Era en una zona complicada, en el talón de Aquiles, y he tenido que ir muy despacio y con mucha precaución», explica.
La atleta del Adidas, pensando en una temporada que será larguísima, por el Mundial de Doha, prefería dar pasos firmes para recuperarse bien. «Ya no me duele», reconoce con alegría. La primera parte de la temporada de campo a través no ha transcurrido de la mejor manera por este motivo, pero a Sánchez-Escribano le queda la esperanza de la segunda, una vez que arranque el nuevo año. Y es que, su intención es llegar al Campeonato de España de la especialidad «en buena forma física», con la intención de reeditar, si es posible, el podio alcanzado en marzo de 2018 en Mérida (Badajoz), donde acabó subcampeona.
En cualquier caso, lo importante en estos momentos es «no recaer». Por eso, salvo cambios de última hora, la competición ha finalizado hasta el próximo año para Irene Sánchez-Escribano. Su deseo era participar el próximo 31 de diciembre en la San Silvestre Vallecana, en Madrid, pero entiende que «es un circuito muy agresivo con diez kilómetros por asfalto y no quiero correr riesgos». La toledana sí que confirma que en enero y febrero participará en varios crosses. Uno de ellos es el Cross Castellano-Manchego de Quintanar de la Orden, pero al coincidir en fecha esta temporada con el de Itálica, parece que la capitalina se decantará finalmente por estar en Sevilla.
Evidentemente, Sánchez-Escribano combinará el campo a través con la pista. En cubierta seguirá buscando una mejor marca en 3.000 lisos y una posible clasificación para el Campeonato de Europa que se celebrará en Glasgow (Reino Unido) a principios de marzo. Pero el verdadero objetivo del curso estará puesto de nuevo en su distancia favorita, los 3.000 obstáculos, de la que es campeona de España. El reto será conseguir un billete para el Campeonato del Mundo de Doha, fijado para el mes de octubre de 2019, por lo que la preparación de esta temporada deberá alargarse más de que suele ser habitual.