El olfato de Chumy no vale de nada tras la remontada del Quintanar

Área 11
-

Los rojiblancos se pusieron en ventaja con otro tanto del canterano, pero Cholilla, Javi Bolo y Peñarrubia certificaron el triunfo visitante ante un cuadro local que terminó con nueve (1-3)

El olfato de Chumy no vale de nada tras la remontada del Quintanar - Foto: Cristina Gómez

Tarde lluviosa y otoñal en Torrijos para ser el escenario de un importante partido para ambas escuadras: el Torrijos pelea por salir de la zona complicada de la clasificación, mientras que el Quintanar del Rey busca acercarse a los puestos de ascenso. Al final, el cuadro conquense logró una merecida victoria ante los locales, que perdieron los nervios en la segunda mitad y acabaron el partido con nueve jugadores, imposibilitando la remontada.
El partido comenzó con dominio alterno y fueron los verdiblancos quienes dispusieron de la primera ocasión de gol, que llegó a raíz de un disparo de Carlos que salió muy pegado al poste del meta local. El Torrijos se adelantó en el marcador en el minuto 20 por mediación de Chumy, que lleva tres jornadas seguidas anotando. El delantero local fabricó él solo una jugada personal y tras desbordar a López y Pepelu disparó por bajo a la red de la meta de Javi Martínez. Gran gol del canterano local.
Con el marcador a su favor, el Torrijos desplegó durante diez minutos un juego primoroso con el que los locales pudieron aumentar la diferencia en el marcador. Sin embargo llegó el mazazo para los locales en el minuto 31. Un pase de Fredy sobre Cholilla fue controlado por éste de espaldas en la frontal del área.
El jugador visitante se revolvió y soltó un zapatazo que envió el balón por toda la escuadra . Fue también un gol de bella factura. No se quedó atrás en la belleza de ejecución, la diana que propició el 1-2 en el Municipal San Francisco. Corría el minuto 38 y un centro de Peñarrubia permitió que el incombustible Javi Bolo enviara el balón al fondo de las mallas de perfecto cabezazo.
Tras el gol del 1-2, los minutos antes de llegar al descanso fueron de dominio infructuoso de los discípulos que dirige Pedro Velasco, mientras que el Quintanar del Rey se mostró más conservador para mantener hasta el descanso la ventaja en el marcador.

Segunda parte. En el inicio de la segunda parte el equipo local tuvo unos minutos de acoso a la portería del Quintanar, pero sus rivales se defendieron bien; incluso pudieron conectar alguna contra peligrosa. En una de ellas llegaría el 1-3 en el minuto 52 en una jugada iniciada por Carlos, quien cedió a Santi López y su ajustado centro lo aprovechó Peñarrubia para enviar el balón al fondo de la red tras un certero disparo.
Con el 1-3 el partido quedó prácticamente sentenciado ante un Torrijos voluntarioso que buscó con sus cambios en el banquillo el revulsivo para dar la vuelta en el marcador. No obstante, la remontada se hizo todavía más difícil cuando Cristian, en una acción innecesaria, golpeó sin balón al extremo derecho Carlos, que propició que el árbitro le enseñara la cartulina roja.
Se calentaron todavía más los ánimos cuando el propio capitán del Torrijos, Josué del Valle, vio la segunda tarjeta amarilla en el minuto 76 lo que dejó al equipo con nueve jugadores. Los acosos finales del Torrijos fueron vanos, ya que los centrales visitantes Pepelu y López estuvieron especialmente acertados neutralizando las ofensivas de sus rivales. El Quintanar del Rey dispuso incluso de una última ocasión de gol en el minuto 80 para ampliar la renta en el marcador en una rápida contra de Javi Bolo, pero no acertó en su disparo final. El público se enfadó mucho con la actuación del colegiado, sobre todo por la severidad de las tarjetas amarillas.
Este tropiezo complica un poco al Torrijos en la tabla, mientras que el Quintanar del Rey se pone quinto en la clasificación.