El valor patrimonial del 21 de la calle Instituto

C.M
-

Santaloya señaló el inicio, en abril, de las obras en el inmueble del número 21 de la calle Instituto, un espacio con patio y elementos patrimoniales del siglo XIV-XV como yeserías y columnas ochavadas

El valor patrimonial del 21 de la calle Instituto - Foto: David Pérez

Manuel Santolaya destacó el proyecto de las obras de mejora de condiciones de habitabilidad y eficiencia energética en el inmueble del número 21 de la calle Instituto por las sorpresas que está ofreciendo al equipo director de la intervención. De hecho, anunció que la tarea comenzó el pasado mes de abril en un espacio dotado de un espacio con patio y elementos patrimoniales del siglo XIV-XV como yeserías y columnas ochavadas, así como artesonados y alfarjes de importancia.
Esta adecuación, firmada por  el arquitecto Federico Sánchez Morla -Fan Estudio de Arquitectura S.L.P.-, reúne unos objetivos de rehabilitación que, claro está, se hacen compatibles con la protección y promoción de los valores patrimoniales del inmueble. Bajo esta premisa, además de atender a la restauración y consolidación completa de las fachadas del edificio, tanto las de la calle como las del patio interior -revestimientos exteriores, muros de cerramiento y elementos singulares-, la actuación permitirá poner en valor el patio, de singular interés patrimonial, recuperando su morfología original y restaurando sus elementos singulares. Entre ellos, cabe señalar las cuatro crujías, las columnas con capiteles allí conservadas, y las fachadas de los salones principales con sus yeserías.
Con un plazo de ejecución de ocho meses, y un presupuesto de adjudicación total de 229.285,97 euros, la empresa encargada de la obra, dirigida por Sánchez Morla, es Proiescón S.L.
Las columnas con capiteles labrados del patio interior se restaurarán y consolidarán con  la  intervención de técnico restaurador. En este punto, y tal y como maraca el informe, se realizarán los ensayos necesarios para identificar los estratos, su composición, su  estado de conservación y sus valores patrimoniales, lo que permitirá adoptar los criterios para la restauración, caso por caso, de los diferentes acabados. En cuanto a las yeserías situadas en las puertas de entrada desde el patio a los salones de planta baja, también se restaurarán y consolidarán, lo mismo se hará con la portada de piedra, el portón de madera y el mirado acristalado de la fachada principal.
Con esta intervención, el Consorcio apuesta por impulsar y avanza en la rehabilitación del patrimonio residencial del Casco y su divulgación, ya que una vez finalizado el proyecto, la propiedad permitirá que el Consorcio realice visitas al edificio dentro del programa ‘Patrimonio Desconocido’ que visibiliza y acerca a los toledanos y visitantes espacios únicos.