El gran reto de Carolina en Villamuelas

J.M.
-

Carolina Alonso ha asumido la Alcaldía de Villamuelas y se ha erigido como la primera persona con parálisis cerebral con este cargo en toda España. Licenciada en Ciencias Políticas y militante del PP, afronta «el gran reto de mi vida»

El gran reto de Carolina en Villamuelas

Carolina se licenció en Ciencias Políticas, pero nunca había ambicionado encabezar una candidatura. Probablemente, tampoco se le había pasado por la cabeza que en pocos días le reclamaran medios provinciales y nacionales para una entrevista. «Desbordada, en sentido positivo, sí», concede en declaraciones a este diario. Esta mujer se ha convertido en uno de los más de 8.000 alcaldes repartidos por toda España, pero su caso es singular y evidencia el cambio de la sociedad española.
Este viraje en su vida comenzó hace unos meses. A finales del año pasado. En las navidades, la Dirección Provincial del Partido Popular le propuso representar como número uno a la formación para la Alcaldía de Villamuelas, su población de nacimiento. «Lo acepté como un reto, quizá el gran reto de mi vida y como colofón a una trayectoria vinculada al mundo de la política», afirma a este diario la primera regidora de España con parálisis cerebral.
Así, Carolina Alonso ha asumido el cargo tras las elecciones del 26 de mayo como «una obligación moral» de mostrar a la sociedad su capacidad y la del resto de personas con parálisis cerebral. «Es posible que sorprenda que una persona con parálisis cerebral sea licenciada en Ciencias Políticas o tenga un máster en Recursos Humanos», apunta una regidora consciente de las limitaciones económicas de Villamuelas, con una deuda pendiente. Pero tiene entre manos, por ejemplo, remodelar la plaza Mayor.
«No me considero ni mejor ni más valiente que el resto por haber sido la primera», asevera. De momento, lleva una semana al frente del Ayuntamiento y ha encarado todos los asuntos relacionados con sus nuevas obligaciones. «Soy una persona activa y me gusta estar al frente. Surgirá alguna cuestión, pero de manera puntual; además, somos un equipo y trabajamos en completa conjunción», subraya por unas posibles limitaciones.
Carolina supone también que habrá sido la primera alcaldesa de Villamuelas; por ejemplo, cambiará el rótulo de alcalde de la puerta del despacho por el de alcaldesa. «Estamos en pleno siglo XXI, y la mujer se ha incorporado a la vida laboral de manera multidisciplinar. Pocos campos nos quedan ya por cubrir. Avanzamos en derechos y, también, en igualdad de oportunidades. Era el momento de que Villamuelas tuviese su primera mujer al frente del Consistorio», recalca.
La nueva alcaldesa de Villamuelas, una localidad de apenas 600 empadronados perteneciente a la Mesa de Ocaña, se afilió a Nuevas Generaciones del Partido Popular en la época universitaria porque se ajustaba a sus ideales y valores conservadores. «Hoy, décadas después, si examino cada formación política, me sigo identificando, masivamente, con los planteamientos del PP», indica.
Carolina se considera una buena estudiante que deseaba tener delante los libros, incluso con la ausencia de presión familiar para conseguir buenas notas. Su nombramiento ha servido también para que la sociedad repare en los logros académicos posibles para una persona con parálisis cerebral. «Nunca imaginé que mi elección como alcaldesa tendría tanta repercusión mediática. Pude pensar que algún medio se interesaría por la noticia, pero no que se hiciera tan extensible. Eso sí, desde un principio dije: ‘Si atiendo a un medio, atiendo a todos’. Y ya va camino de la decena.