El hijo ingresa en un centro de menores por los homicidios

J.M.
-

El Juzgado de Menores traslada a Ciudad Real al imputado para un internamiento en régimen cerrado

El hijo ingresa en un centro de menores por los homicidios - Foto: Manu Reino

El Juzgado de Menores de Toledo acordó ayer la medida cautelar de internamiento terapéutico en régimen cerrado del menor de 17 años como presunto autor de dos delitos de homicidio ocurridos en una finca del término municipal de Villarejo de Montalbán. La Guardia Civil atribuye al imputado inicialmente la autoría de la muerte de su padre y de su madrastra el pasado día 13 por la noche en la finca en la que convivían los tres.
Según informó a este diario el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, el joven ha sido trasladado de la Comandancia de la Guardia Civil en Toledo a Ciuda Real para el ingreso en el centro de menores como presunto autor de los hechos que han alcanzado una repercusión nacional. La decisión del Juez de Menores se toma a instancias de la solicitud de la Fiscalía de Menores de Toledo. De esta manera, esta misma Fiscalía de Menores seguirá la instrucción del procedimiento.
El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha aclara que las diligencias previas abiertas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Talavera se debieron para realizar el levantamiento de los cadáveres de Emanuel D. N. B., de 38 años, y de M. F. D. S. G., de 25 años, y la autorización para la práctica de la autopsia, así como para la resolución cuando proceda de la inhumación de los cuerpos. Estas diligencias previas están bajo secreto de sumario.
los dos crímenes. La muerte a tiros de la pareja, ambos de nacionalidad brasileña, ocurrió en la finca ‘Los Curas’ de Villarejo de Montalbán, a unos cuatro kilómetros del núcleo urbano. Emanuel trabajaba y vivía desde hace unos 20 años en este apartado lugar.
Hace unos tres años, el juez de Paz casó a ambos en esta misma localidad jareña, a donde llegó el menor imputado, también de nacionalidad brasileña, cuando era un niño.
El alcalde de Villarejo de Montalbán, Salvador Aguilar, explicó a este diario que una integrante del equipo de Gobierno, amiga de la fallecida, recibió una llamada del teléfono móvil de la víctima esa misma tarde-noche. La receptora se preocupó e intentó ponerse en contacto por teléfono con ella sin éxito hasta que se enteró de lo sucedido. Mientras, según relata el alcalde, el menor se acercó a donde se encontraba un vecino de finca y le advirtió de la aparición de los dos cuerpos.
«Este hombre era muy campechano. Era un buen tío», destacaba el alcalde del municipio jareño sobre la impronta de Emanuel, quien invitaba a todo el pueblo a comer en el bar para celebrar los cumpleaños.
Hay que recordar que Villarejo de Montalbán registra solo 75 empadronados, pero ahora en el confinamiento apenas suma 64 vecinos, consternados por el suceso.
El hijo de Emanuel fue detenido en el lugar de los hechos y trasladado posteriormente a la Comandancia de Toledo ante los indicios como presunto autor de las muertes.
Los servicios de emergencias recibieron el aviso entre las 21:20 y las 22 horas. El médico confirmó el fallecimiento de ambos. En un principio, el varón presentaba al menos dos impactos en espalda y costado derecho.