Jornada maratoniana por el río

Leticia G. Colao
-

>De la Puebla a Talavera... y paseo por las riberas del Tajo en la ciudad más afectada por el «saqueo» del trasvase, con piragüistas a pie sobre las aguas incluidos

Jornada maratoniana por el río - Foto: Peña


Amaneció un día desapacible y lluvioso para recibir a los eurodiputados pero nada impidió que la jornada transcurriese como estaba prevista, ni que finalizase con un llamativo paseo por las riberas mientras los piragüistas de Talavera y Aranjuez mostraban el verdadero caudal del Tajo en la ciudad, rozando sus rodillas. Desde primera hora, la Universidad de Castilla-La Mancha en Talavera, sede de la visita, se movía a un ritmo inusual al de cada día. Más personas de lo habitual, políticos de todos los partidos, representantes vecinales, sindicatos, regantes y una recepción con café incluido dieron la bienvenida a una retrasada comitiva europea, que puso su primer pie en Talavera una hora después de lo anunciado, a las 11,45 horas. Aún así, se pudo seguir el programa establecido con los diferentes puntos para que los europarlamentarios conociesen «sobre el terreno una situación muy diferente a lo que vieron ayer en el Ministerio».
En una recepción que en ocasiones recordaba a ‘Bienvenido Mister Marshall’ aunque sin canción, donde los políticos europeos escucharon más de una vez el agradecimiento de la sociedad talaverana, cabe destacar el sentimiento unánime de los diferentes municipios de la cuenca presentes en el acto, muchos repetidores después de la firma del manifiesto del Tajo, el pasado jueves, entre ellos la alcaldesa de Aranjuez, Cristina Moreno, o cuatro concejales del Ayuntamiento de Toledo, liderados por su portavoz, José Pablo Sabrido. En el caso de Talavera, el alcalde, Jaime Ramos, su concejal de Medio Ambiente y los portavoces del resto de partidos con representación municipal, acompañaron a los miembros de la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche, auténticos protagonistas junto a los ciudadanos en la consecución de esta visita europea.
- Foto: Peña Las diferentes nacionalidades de los miembros de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo -desde el vicepresidente, el eslovaco Pál Csáky, hasta polacos, suecos, letones, griegos e italianos-, sus respectivos traductores y el resto de eurodiputados españoles, se dejaron oír durante las exposiciones técnica y emotiva, así como durante la visita a la misma ribera del río, donde algunos incluso tiraron de móvil para hacer fotografías de la imagen más curiosa que se llevarán de su visita a España. Los piragüistas del Talavera-Talak y algunos compañeros de Aranjuez se desplazaron hacia el centro del río y desde allí, con varias piraguas, demostraron realmente cuál es el caudal real del río, apenas a la altura de las rodillas de los deportistas. Mientras, Miguel Méndez y Soledad de la Llama, explicaban en español y en inglés que estos deportistas, nacidos en la ciudad y alguno con participación olímpica, como Paco Cubelos, deben trasladarse a entrenar a Sevilla ante la imposibilidad de hacerlo en estas aguas.   
Muy sorprendidos también, en este caso gratamente, se mostraron los representantes de la Unión Europea con el obsequio que Méndez, portavoz del colectivo, les ofreció como bienvenida a la Ciudad de la Cerámica. En este caso unía la seña de identidad «internacional» de Talavera, como es su cerámica, con su reivindicación por un Tajo vivo y sano. Méndez obsequió a Csáky una calavera o ‘vanitas’ elaborada por el Centro Cerámico Talavera como reflejo del estado «moribundo» del río, pero con la leyenda en latín ‘Renatus Tagus Volemus’ o lo que es lo mismo: ‘Queremos un Tajo renacido’. Y es que Méndez confió plenamente en que esta visita sirva para obtener un dictamen positivo de los miembros de la Comisión y «un tirón de orejas» a la gestión hidrológica del Gobierno español.
A la espera de este «veredicto», que llegará en abril, cabe destacar el triunfo de la ciudadanía y los diferentes colectivos que conforman la Plataforma de los Ríos en Talavera. Según indicó Méndez, «nunca se hizo tanto con tan poco».