El rey Juan Carlos se despide en Aranjuez

Dominguín
-

El domingo día 2, harán el paseíllo Morante de la Puebla, El Juli y Manzanares ante un encierro de Jandilla. La plaza ribereña a la que acuden centenares de toledanos, se ha remodelado y estrenará nueva imagen en el que será el último acto oficial

El palco del bicentenario coso se vestirá de gala en el último acto público del rey emérito don Juan Carlos. - Foto: Dominguín

Si hay una plaza de toros a la que acuden centenares de aficionados de la provincia de Toledo cada vez que abre sus puertas, es la de Aranjuez. El bicentenario coso celebrará el próximo domingo día 2, su tradicional corrida de San Fernando, con un cartel interesantísimo. El empresario Carlos Zúñiga, ha puesto todo su empeño en que la plaza de toros ribereña, recupere el esplendor que siempre tuvo en fecha tan señalada en el calendario taurino español. La corrida de San Fernando era paso obligado de las principales figuras del toreo de cada época, que además tenía un caché especial, dándoles categoría en una de las pocas plazas de toros con más de 200 años que se mantienen en pie desde su construcción.
Allá por 1797 se inauguró el coso de Aranjuez, ciudad ligada de manera directa a la corona y la realeza, siendo en esta plaza habituales los festejos con la presencia de parte de las familias reales y de su corte, que habitaba parte del año en el palacio que tienen en la real villa. Hace 22 años, el año que se celebraba la efeméride del bicentenario, el rey don Juan Carlos de Borbón, acudía al palco real acompañado de su madre, María de las Mercedes a conmemorar tan magna fecha. En aquella ocasión hicieron el paseíllo Curro Romero, Rafael de Paula y Francisco Rivera Ordóñez.
El próximo domingo, la terna la componen Morante de la Puebla, El Juli y José María Manzanares ante astados de la ganadería de Jandilla. Un cartel de la máxima categoría con dos espadas que no están anunciados en la Feria de San Isidro, que a buen seguro atraerán a buenos aficionados desde gran parte de su zona de influencia.
Ha anunciado estos días el rey emérito don Juan Carlos de Borbón a su hijo el rey don Felipe, que el domingo cesa en sus actos oficiales, cinco años justos desde su abdicación, y coincide con su presencia de manera extraordinaria en la corrida de Aranjuez. En ella se rendirá un homenaje a su madre, gran aficionada a los toros, de la que heredó su afición por la fiesta nacional. Para ello se volverá a subir de nuevo al palco real con el que cuenta el coqueto coso y que ha sido remozado y arreglado para brillar con un mayor esplendor el día de la corrida de toros.
El festejo ha levantado gran expectación, y la afluencia de publico se estima que sea importante, contando con los grandes y buenos aficionados de la provincia toledana que acuden a sus toros. La comarca de la Sagra, de arraigada influencia taurina es una de las zonas, desde donde parte muchos a disfrutar de esa importante corrida. Pero no hay que olvidar los amantes de los toros de la Mesa de Ocaña, donde en sus pueblos se vive la tauromaquia con pasión y es habitual verles pasear por las calles de Aranjuez. Por ello el coso será un sitio de encuentro de muchas caras conocidas toledanas que a poco que colaboren los astados, podamos ver una histórica tarde de toros.
Los seguidores de Morante de la Puebla, tienen la oportunidad de volverle a ver en una de sus plazas talismán, donde ha realizado grandes faenas, pues es un entorno que como el torero sevillano ha dicho en muchas ocasiones, le inspira para desarrollar su arte. El Juli cuenta por triunfos todos sus últimos paseíllos en esta plaza, que le ha visto desarrollarse como torero en sus más de veinte años como matador. Cierra el cartel Manzanares, espada muy del gusto de esta afición que con su clasicismo y empaque intentará agradar y gustar al entendido público que asista el próximo domingo a los toros a Aranjuez.