Robles reclama unidad política alrededor de la seguridad

Á. de la Paz
-

La ministra de Defensa en funciones reivindica la vocación multilateral de España en el mundo y asegura que el Parlamento decidirá sobre el convenio con EE UU

Robles reclama unidad política alrededor de la seguridad - Foto: Ví­ctor Ballesteros

La conveniencia de mantener unas mismas directrices en seguridad y defensa a lo largo del tiempo, alejadas de la batalla política y blindadas como políticas de Estado, marcó el mensaje con que la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, compareció en Toledo para clausurar la trigésimo primera edición del Seminario Internacional de Seguridad y Defensa. «Hay materias que no pueden ser de confrontación política ni servir para el intercambio de partidos. Tenemos que estar unidos».
Robles calificó de «tema esencial» ambas cuestiones y reclamó que se mantenga como prioridad en el futuro. «Hay que hacer una apuesta clarísima por las políticas de seguridad y de defensa, a veces olvidadas o en los últimos lugares, pero garantía para consolidar los valores democráticos y proteger los derechos y las libertades».
La incertidumbre por los pactos postelectorales no preocupa a la actual titular de Defensa. «Tanto [Pedro] Sánchez como yo hemos dicho desde el principio que entendemos que las políticas de defensa son de Estado. Creemos en la proyección de España y en esto no hay políticas partidistas: sería bueno que en las negociaciones haya altura de miras», explicó Robles.
La ministra en funciones aludió al «compromiso y el liderazgo de nuestras Fuerzas Armadas en el mundo» y citó las misiones exteriores en las que España participa actualmente, entre otras Irak y Afganistán. «No podemos ponernos de perfil», apuntó Robles. La responsable de Defensa apuntó a países como «Siria, Mali o Sudán», escenarios de conflictos abiertos cuya repercusión es visible en Europa.
Durante su intervención, Robles remarcó el papel que juegan la diplomacia y la defensa españolas dentro del ámbito de la Unión Europea. La ministra aludió a la vocación «europeísta» que ha mantenido el país desde su integración en el club comunitario desde 1986. «Espero que desde Bruselas se trabaje en la línea de España, que es la de la complementariedad entre la Unión Europea y la OTAN».
El Gobierno español, por boca de su titular de Defensa, ratificó su proximidad tanto a la organización comunitaria como a la atlántica. Respecto a la institución en la que también se encuentra Estados Unidos, Robles aludió a la «apuesta importante» de España en favor  de la OTAN. El escenario internacional  sigue albergando «conflictos como el terrorismo, Oriente Medio, la ciberseguridad o la ciberdefensa», que hace necesaria a la Alianza Atlántica. «Aunque a lo mejor hay que darle un tono diferente», declaró Robles.
Las presiones de la Administración Trump para que los socios europeos eleven su contribución, hasta el 2% de sus respectivos PIB, al presupuesto de la OTAN chocan con la negativa de buena parte de los países del continente. «España no va a llegar nunca al 2%; ni España ni muchos países, como Alemania. Pero nuestro compromiso se mantiene. Celebramos el 30 aniversario del inicio de las misiones de paz en el exterior: 186 personas han dado su vida y esas vidas no se cuantifican en el PIB».
Tropas estadounidenses. Robles señaló que el posible aumento de efectivos militares de Estados Unidos en la base de Rota queda al albur de la aprobación del Congreso. «No habrá modificación sin los apoyos correspondientes».