Ayuntamiento estudia problema de mural de plaza San Miguel

Lola Morán Fdez.
-

Los azulejos se están ahuecando por las propias humedades que se filtran del edificio, que está "en una situación de deterioro enorme" y además es de propiedad privada. Se estima el arreglo en más de 200.000 euros

Ayuntamiento estudia problema de mural de plaza San Miguel

El Ayuntamiento de Talavera está estudiando la manera de abordar el problema que presenta el mural cerámico instalado en un edificio de la plaza de San Miguel, vallado ahora para proteger de un posible peligro a los viandantes. Según explicó a este diario la concejala de Ciudadanía e Imagen Sostenible de Ciudad, Montse Muro, el problema radica en que el mural se instaló en un edificio privado y el Consistorio no tiene por tanto «capacidad de actuar» sobre el inmueble.
Se suma además el hecho de que el inmueble está «en una situación de deterioro enorme» y «las propias humedades que se filtran del edificio han ido ahuecando el mural».
La concejala informó que desde la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Talavera se solicitó a los técnicos que realizaron el proyecto del mural un informe para determinar cómo repararlo que determinó que esta actuación supondría un coste de más de 200.000 euros. 
Sobre esta inversión, la edil quiso subrayar que el mural está «en un edificio privado que está en una situación en que las propias filtraciones de humedad que tiene el propio edificio son las que están escupiendo el mural hacia fuera».
Además, añadió que, al estar en una propiedad privada, «no impide que el propietario, en un momento dado, diga que lo va a tirar». Sobre este punto, Muro confirmó que no existe «ningún compromiso en ningún sitio» para que la propiedad del inmueble lo mantenga en unas condiciones que permitan que el mural esté en buen estado.
«Me parece que fue una irresponsabilidad por parte del equipo de Gobierno anterior cuando se decidió hacerlo ahí», manifestó Muro, quien recordó que desde la oposición ella misma le preguntó en el Pleno, sin obtener respuesta, «a qué compromiso se había llegado con la propiedad para el mantenimiento de este edificio, que ya estaba cerrado y en una situación calamitosa».
Por ello, se está estudiando la manera de abordar este problema con los servicios jurídicos mientras se llevan a cabo medidas para evitar situaciones de riesgo.