La Ronda del Tajo cumple un año con el 10 por ciento del tráfico previsto

Leticia G. Colao
-
Vista del puente atirantado. - Foto: Manu Reino

Ayer se cumplió el primer aniversario de la apertura de la carretera y el puente atirantado con un pobre balance en un proyecto de 83 millones, inacabado aún a falta de un tramo

El 17 de octubre de 2011 se abrió al tráfico de vehículos y caminantes el megalómano proyecto de la Ronda del Tajo y su puente atirantado. Sin inauguración oficial, sin autoridades y sin apenas público a no ser por algunos curiosos deseosos de ser los primeros en pisar la nueva y espectacular infraestructura de la ciudad. 365 días después, la desangelada apertura sirve de metáfora del balance obtenido en este tiempo, muchos curiosos los primeros meses y pocos usuarios el resto.Y es que tras cuatro años y cuatro meses de obras y después de las expectativas puestas en la gran infraestructura, la falta del último tramo de los seis previstos, provocó que su objetivo final -unir la antigua N-V con la N-502 o carretera de Alcaudete desviando el tráfico con destino a La Jara del centro de la ciudad- no tenga sentido. Así, no es de extrañar que los 3.000 vehículos diarios -el 15 por ciento pesados-, a los que se refería el anterior director general de Carreteras, Roberto Puente, se hayan quedado en un pobre 10 por ciento, según explica ahora la portavoz y concejala de Urbanismo, María Rodríguez.No son las mejores cifras para una gran infraestructura que incluso ha modificado el ‘slyline’ de la ciudad y que precisamente tenía en los números su mejor carta de presentación. 740 metros de longitud más los 318 del vano atirantado, los 33 kilómetros que suman los 152 tirantes y los 192 metros de altura del pilono inclinado y el mirador panorámico se corresponden con los 83 millones de euros invertidos en su construcción, pero no con el uso que se le está dando. Incluso ha batido récords ya que el ‘puente de Castilla-La Mancha’ se corona además como el atirantado más alto de España y segundo de Europa.«Tráfico escaso». También confirma la poca circulación de vehículos el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana. Gerardo Pérez de Vargas asegura que el tráfico «es escaso» y que la estimación inicial de 3.000 vehículos al día se haría con visos de futuro, cuando finalmente se una a la Variante Suroeste. Precisamente esta circunvalación, que puede ayudar a dar más vida a la Ronda, contará para el próximo año con una fuerte inversión en los presupuestos delGobierno central, con una partida de 11 millones de euros. Mientras, añade, son unos pocos vehículos que vienen de la carretera de Los Navalmorales y salen a Madrid o Toledo sin pasar por Talavera o aquellos otros que viniendo de estas capitales, se dirigen hacia el Barrio de Santa María «y poco más», añade.Por el momento, además, la situación seguirá así. La austeridad a la que hace frente ahora el Gobierno regional obliga a tener aparcado el proyecto de ‘completar’ el tramo ocupado actualmente por Viguetas Segovia, empresa con la que no se llegó a un acuerdo y que actualmente está cerrada. «Estamos en conversaciones con la nueva directora general de Carreteras, Margarita Torres, y tiene intención de ayudarnos pero somos conscientes de la situación y por el momento no se puede hacer nada», explica Rodríguez.En su opinión, la portavoz del equipo de Gobierno y edil de Urbanismo considera que la Ronda del Tajo es sólo un ejemplo más de las «obras grandilocuentes pero sin ninguna funcionalidad» del anteriorGobierno autonómico. Aunque técnicamente, se trate de una obra puesta como modelo de ingeniería en medio mundo.