CATHEDRA LIBRE

Miguel Romero


Nación o Estado

Nos dice la RAE que Nación es una Comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios, que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades.
Está claro que el concepto de Nación nos quedaría definido de la siguiente manera: «Nación es el conjunto de personas que se identifican con un territorio, idioma, raza y costumbres, constituyendo generalmente un pueblo o un país. La palabra nación proviene del latín n?tio (derivado de n?scor, nacer), que podía significar nacimiento, pueblo (en sentido étnico), especie o clase».
Adam Smith nos define las dos vertientes en el concepto actual de Nación. Por un lado, los modernistas o constructivistas y por el otro, la de los perennialistas o primordialistas.
¿Qué tipo de comunidad es la nación y qué relación existe entre el individuo y esta comunidad? ¿Tiene la nación un carácter fundamentalmente etno-cultural, se trata de una comunidad (real o ficticia) cuyos miembros se ven unidos desde su nacimiento por lazos familiares, una historia común y una lengua compartida [como defienden los perennialistas]? ¿O se trata de una comunidad básicamente social y política cuyo fundamento es un territorio común, un mismo lugar de residencia, derechos de ciudadanía y leyes comunes, siendo así que los individuos son libres de elegir si quieren pertenecer a ella o no [como defienden los modernistas]? (…)
¿Debemos considerar a la nación como una comunidad inmemorial y evolutiva que hunde sus raíces en una larga historia de vínculos y cultura compartida [como defienden los perennialistas]? ¿O debemos ver en las naciones construcciones sociales recientes o artefactos culturales, a la vez rígidos y maleables, los típicos productos de una época histórica y de las especiales condiciones que se han dado en la Edad Moderna y, por lo tanto, destinados a desaparecer cuando se haya sobrepasado esta etapa de la historia y ya no se den las condiciones que le son propias [como defienden los modernistas]?
Y a cuento de qué saco a relucir estas reflexiones y postulados que parecen más producto de una filosofía irracional que de una filosofía racional, pues a causa de esas manifestaciones que desde Cataluña se han expresado, al decir que Cataluña es una Nación en un Estado de nacionalidades. ¿Cómo se come eso, diría yo? Por tanto, ahora me quedaría definir la palabra Estado.
La RAE nos vuelve a decir que Estado es Comunidad social con una organización política común y un territorio y órganos de gobierno propios que es soberana e independiente políticamente de otras comunidades. Os sonará de haberlo leído antes, ¿no?
Nos dice Fabián Coelho que la diferencia entre Estado y Nación es «Estado es un concepto que se refiere a la organización política que integra a una población en un territorio bajo una autoridad. Mientras que Nación es un concepto histórico y cultural, que hace referencia al conjunto de personas que tienen en común una lengua, una historia, una cultura y un conjunto de tradiciones».
Por tanto, el Estado será esa forma de organización política de un territorio, conformada por las instituciones, leyes y autoridades que ostentan el poder. Y Nación será ese grupo de habitantes de un territorio, que, en su conjunto, comparten vínculos comunes: tradiciones, lengua, cultura, costumbres, etc. ¡Madre mía!, en la que nos hemos metido con estas y otras manifestaciones, para aclararnos y para justificar el procés, o cómo quieran llamarlo.
Ahora ya, que el gobierno español, que es el conjunto de personas que ejercen cargos dentro del Estado, sepa cómo llevar a cabo ese lío de nación dentro de una nación o estado dentro de otro estado o, ¡yo qué sé!, para arreglar o contentar a esos nacionalistas catalanes. Difícil, ¡eh!