LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


El vídeo de Antonio Banderas

07/10/2020

No me cabe la menor duda que Antonio Banderas es un tipo muy inteligente, además de buena persona y gran actor. Visto como está el patio, está recorriendo las redes un vídeo donde anima a los españoles a ser emprendedores o empresarios. Zapatero en los últimos estertores de su fracasado mandato, se dio cuenta del grave error que estaba cometiendo y para que la extremísima izquierda no le tildase de fascista, empezó a usar la palabra ‘emprendedores’, para disimular ante los sindicatos. El nombre de emprendedores nace por la vergüenza que tienen los estalinistas de reconocer que un país sale adelante con empresarios audaces, y que el Estado que protege a sus empresarios termina de forma directa protegiendo a sus trabajadores. Los puestos de trabajo los crean los empresarios, los que crea el Estado son gastos.
Volviendo a Antonio Banderas, al que no se le puede tildar de fascista, aunque ya habrá alguno que lo haga, narraba que en unas encuestas en universidades andaluzas donde se preguntaba a los universitarios qué querían ser de mayores, el 75% decía que quería ser funcionario, y esa misma encuesta en Estados Unidos el 75% decía que quería ser empresario, es decir, por usar palabras textuales, tener su propia empresa y no estar por debajo de nadie. Eso es lo que nos hace diferente de los useños, porque en USA no hay paro prácticamente, ya que si el 75% quieren ser empresarios, tendrán que contar con mano de obra a la que contratar para sus proyectos, y en España si el 75% quieren ser funcionarios, tendrán que subir los impuestos para pagar sus sueldos sin crear puestos de trabajo.
Esta entrevista que está en las redes y que cualquiera puede ver pinchando Antonio Banderas, nos hace pensar que la gente, que antes era de izquierdas, cuando se enfrenta a la vida, viaja, y se da cuenta de lo que ocurre en otros países más desarrollados y con mejor nivel de vida que el nuestro, se va haciendo poco a poco liberal y va dejando su pensamiento izquierdoso en un cajón del recuerdo romántico e imaginario. Además, para que le perdonasen sus antiguos correligionarios, antes de empezar a decir lo que dijo se despachaba pidiendo disculpas y decía que lo que iba a decir era muy duro, pero que era la cruda realidad.
Ahora estamos en manos del Estado totalmente, dependemos del Estado para las pensiones, para los sueldos de los funcionarios, para la seguridad social, y casi todo funciona a base de subvenciones, que claro, cuando están en el poder los de un partido determinado, las otorgan a quienes menos les molestan, y no lo digo por nadie ehh!!! que conste.
Ya Felipe González se dio cuenta de la situación y tuvo que despedir a la aristocracia laboral, que nos costaba muchos millones a todos y que acostumbrados a las huelgas y a las ruedas ardiendo en las calles cuando les iba mal, producían más caro que otros países, eran como funcionarios subvencionados, y así nos fue.