Mano a Mano

Miguel Trinidad


Objetivo: 21

30/03/2021

El CD Toledo ha logrado el primero de los micro-objetivos de la temporada, que es asegurarse uno de los tres primeros puestos de la tabla para disputar la segunda fase, que podría significar el ascenso directo.
A pesar de lo lejos que pueda parecer que están el CD Marchamalo, el Atlético Albacete y el Calvo Sotelo Puertollano, la diferencia no es tanta de cara a esta segunda mitad de la temporada. Aunque no sea matemático, a priori, los de Diego Merino están a 21 puntos de lograr el premio gordo por la vía rápida.
Este formato de competición hace que si los verdes logran un pleno de triunfos en los siete choques que le quedan (esta noche a las 20:00 horas ante el Conquense) y los seis ante los rivales del otro grupo, la distancia prácticamente con el primero o el segundo estaría salvada.
Dicen que las matemáticas son una ciencia exacta y en el fútbol sí lo son. En el hipotético caso que el CD Toledo lograse los 21 puntos, solo cuatro victorias tanto del Calvo Sotelo como del filial albaceteño (con más margen) ante el CD Torrijos y el CD Marchamalo darían al traste con esta posibilidad. Sobra decir que lograr los 21 puntos ante rivales de tanta entidad es casi una quimera, pero, poco a poco, el técnico extremeño está asentando las bases de este equipo que comenzó muy mal 2021.
El conjunto verde se está mostrando sólido en defensa, pero aún sufre en la construcción del juego atacante lejos del Salto del Caballo. En los 19 partidos disputados se han quedado con la portería a cero en once ocasiones, con diez victorias y un empate, pero con la gran asignatura pendiente de resarcirse cuando encajan uno o más goles, ya que no ha conseguido ganar en ninguna de las ocho ocasiones en las que ha ocurrido (seis derrotas y dos empates).
Si el CD Toledo logra solventar ese déficit de confianza, seguro que la temporada que viene disputará la Segunda RFEF, o Segunda B, como prefieran llamarla. Esto sí que serán siete finales para evitar sufrir la lotería de los ‘playoff’ y poder trabajar de forma más pausada y profesional de cara a confeccionar la plantilla, y en definitiva la entidad, para ese futuro reto. Pero eso solo pasa por un número, el 21, y debe comenzar esta noche ante un conjunto como la Balompédica Conquense ,que ya le ganó a los toledanos en la primera vuelta (2-1), el pasado 3 de febrero, en la penúltima derrota del conjunto toledanista, siendo este el único encuentro en el que estuvo sentado en el banquillo Miguel Falcón.