Amboades

Miguel Ángel Flores


Los vinos emergentes

19/10/2020

En Myanmar (Birmania) que se encuentra en el sudeste asiático, entre los paralelos 15.5ºN y el 27.4ºN muy cerca al ecuador terrestre, en el trópico de Cáncer, es decir zona tropical también se produce vino y vino de calidad, desde hace unos pocos años y con unos resultados de verdadera excelencia, que compiten en los mejores espacios de prestigio del mundo. Por eso, el resto del mundo más profesional, Francia, Italia o los EEUU, pero no España, lo ven con cierta satisfacción, porque ciertamente estos vinos son de calidad y a la vez los miran con preocupación, porque en verdad si se hacen las cosas bien, no hay enemigo pequeño.
Y no solo están pendientes de Myanmar, también de Tailandia o Vietnan, que allí se está apostando para con estos vinos en territorios extremos, la apuesta es hacerlos con una calidad que compitan al más alto nivel, en los lugares de máximo prestigio. Estos vinos se crean y nacen, en áreas con nieblas húmedas que flotan con verdadero exceso de agua, y ahí en condiciones de mucho calor constante, y verdadero exceso de humedad constante, hay plantaciones de viñedos que están funcionando muy bien y responden a estas extremas condiciones para la planta de la vid, que están en medio de otras plantaciones tropicales tradicionales como la caña de azúcar o bananeras.
Esta audacia de los vinos en lugares tan exóticos, en el ejemplo de los vinos de Myanmar, es debido a un francés con una valentía y visión de futuro de la Champagne, como digo, este francés realiza un trabajo estupendo en las ‘cosas’ de la viticultura y después en la enología de los vinos. Esto indica que, esta apuesta de esfuerzo y sacrificio en ser pionero, riguroso y perseverante está dando como resultado que los vinos de esta área tan cercana al Ecuador terrestre, sean y son de verdadera excelencia. Pero quien mira estos resultados con cierta sorpresa es China y su entorno, y Francia, Italia, o quizá EEUU al hacer vinos de prestigio los ven con recelo, porque repito para estos grandes no hay enemigo pequeño, mientras en España al estar en otros mundos del vino, pues ni mira ni ve, eso sí y esto es muy importante y primordial, en España aún sigue ganando Rafa Nadal, pero solo él.