Toledo desde el kiosko Katalino

Katalino


El terraplanismo y la Investidura Fallida

Hay una película, que pasó con más pena que gloria, Waterword, protagonizada por el «pez-hombre» Kevin Costner en un mundo dominado por el agua en el que la utopía era una pequeña porción de terreno denominado «Tierra Seca» y la vida se desarrollaba por completo en barcazas sumarias sobre el agua. Sin embargo frente a lo que habitualmente estamos tentados de pensar sobre este asunto, ya desde la Edad Media era generalmente aceptado que la Tierra era redonda. Prácticamente desde Aristóteles  a Galileo muy poca gente puso en duda la esfericidad de nuestro planeta,incluidos los Padres de la Iglesia como Isidoro de Sevilla o Alcuino de York. No obstante un sector algo cerril de la Iglesia que se tomaba al pie de la letra las palabras de la Sagrada Escritura utilizó argumentos terraplanistas que curiosamente han reaparecido en internet con el creacionismo, la oposición a las teorías de Darwin y las sociedades terraplanistas que logran su difusión en los siglos XIX y XX. El número 21 dela excelente y atrevida revista  «Descubrir la historia» dedica parte de sus contenidos a estos asuntos que hoy se pueden seguir a través de la Flath Earth Society o el del youtuber terraplánico Oliver Ibañez. No se debe ocultar a nadie que esta filosofía está muy relacionada con la extrema derecha americana, las «fake news» y seguro que el propio Trump y las comunidades ultracatólicas son creyentes. Viene todo esto a cuento del fracaso de Sánchez en el intento de segunda investidura, en la que mucho han tenido que ver las creencias «terraplanistas» de Pablo Iglesias, que todavía cree que con los Ministerios de su lado se puede cambiar el mundo y mas si son de Trabajo o Hacienda, o sea los más aburridos de todos, con lo bonito que tiene que ser Interior con sus cotilleos, sus pecadillos, sus corrupciones, o sea el ¡Sálvame de Luxe¡  el «Supervivientes» de la política española y ese van y no se lo pide nadie. En general las fuerzas podemitas han demostrado un escaso conocimiento de como funciona la política española donde la mayoría de competencias interesantes y de pelas están ya hace tiempo transferidas a las CCAA y las que quedan las tienen bien agarradas las Diputaciones y Ayuntamientos,de los que hace mucho tiempo que no se oye hablar a Ciudadanos, que también quiere salvar a España. Hay dos soluciones o los encerramos como a los cardenales hasta que se pongan de acuerdo o los lanzamos desde el famoso helicóptero de la Isla…