scorecardresearch
Jorge Jaramillo

Mi media Fanega

Jorge Jaramillo


La segunda campaña más cara

19/09/2022

La segunda campaña más cara 
mi media fanega
jorge jaramillo


Las escasas lluvias con las que se despide el verano empeoran, a las puertas del otoño, el escenario de siembra que arranca con las primeras colzas llegando a suelo. La sequía es tan seria y preocupante que más de uno lo pensará con calma hasta ver si cambia el ciclo porque hacerlo levantando polvo no parece la mejor opción con el gasoil también por las nubes. Por eso, lo que más sujetará la decisión será de nuevo los costes que han desbocado las facturas.
La sementera anterior ya se bautizó como 'la más cara de la historia' y esta que asoma ahora, pese al aparente margen de beneficio que recibe el agricultor en las lonjas, va camino de rebasar cualquier rango soportable de gastos a pesar de que algunos informes hablen de moderación a medida que desescalemos de aquí a diciembre.
La crisis del gas sigue inflamando por el contrario los números del sector agrario porque lejos de estabilizarse los precios, no parecen haber tocado techo. Y de esta fuente de energía dependen muchos procesos de fabricación y manufacturado de un sinfín de sectores industriales agroalimentarios, y algunas están teniendo ya problemas para soportar la 'receta'.
Por ejemplo, los comerciantes de la principal asociación de empresas fertilizantes, ACEFER, no esperan bajadas del gas a corto plazo, con lo que tendrán que plantear su estrategia de ventas de los compuestos con más tino que nunca para sacar al productor de su indecisión. Posiblemente tienen un argumento a favor: con la sequía que acumulan los suelos, si no optan por nitrogenarlos, mala inversión de semillas y de tiempo. Claro que dirá la otra parte que si 'abril y mayo tienen las llaves del año', ya han visto cómo las gasta el Cambio Climático.
Por todo, el reto del sector es insólito. De hecho, los comerciantes de cereal de España lanzaron hace días un mensaje para que todo el mundo siembre «porque sigue siendo rentable» según dijeron desde ACCOE en la bolsa internacional del Duero.
Sin embargo, de momento el único incentivo está en las bolsas porque administrativamente la Unión Europea solo ha suspendido las medidas de condicionalidad de la PAC, de diversificación y rotación de cultivos para incorporar al mapa de siembra las tierras en barbecho. Muchas de ellas, por cierto, tierras pobres que –en condiciones normales- necesitarían de un buen empujón de abono para levantar unos rendimientos decentes. Y ahí volvemos al principio. ¿A qué precio saldrá la hectárea?
La preocupación es ya de todos los ministros de Agricultura de la Unión Europea, y de ahí que en el consejo informal de Praga, hayan analizado el escenario que se avecina. Luis Planas propuso a la Comisión que diseñe un plan para ganar autonomía en la elaboración de estos químicos cuyas principales materias primas vienen en gran parte de mercados como el ruso. ¿Habrá que reabrir canteras y minas? El Mapa habla de racionar el uso, incluso de optar por subproductos de origen animal y residuos para mantener la capacidad productiva ya que sin fertilizantes, la suficiencia alimentaria está en riesgo.
Algunas plantas de producción de amoniaco ya han entrado en parada…