Mano a Mano

Miguel Trinidad


Año nuevo, ¿vida nueva?

08/01/2021

El nuevo año ha llegado y con él ha traído una nevada que no recuerdan ni los más antiguos del lugar, además de nuevos propietarios para el CD Toledo. Un nuevo grupo (Domenica Sports) se ha puesto al frente de la entidad y trae nuevas esperanzas para la afición toledanista. En su presentación en sociedad, los nuevos dueños dejaron varios mensajes contundentes, tanto a nivel deportivo como institucional.
Es de agradecer que, tras la situación crítica que abordaba el club, haya gente con ilusión e interés para que los casi 93 años de historia no caigan en saco roto. Son muchos los problemas que se han encontrado, y se van a encontrar en todos los ámbitos, así que hará falta mucho esfuerzo para lograr solucionarlo. Es importante destacar que la figura del presidente volverá a acercar al CD Toledo a las instituciones, tras el deterioro de estas relaciones en la etapa Berlanga. En el ámbito económico, la deuda es inmensa y queda por ver cómo se resolverá ese entuerto.
Esta entrada de la empresa española de capital argentino con figuras toledanas en los puestos importantes puede llegar a ser una buena combinación a la que hay que dar un voto de confianza, pero es necesario mantenerse con pies de plomo porque esta película ya la hemos visto varias veces en la historia reciente.
En la parte deportiva, el trabajo del nuevo responsable de esta parcela deberá ser quirúrgico en las altas y bajas, y en las relaciones contractuales de la actual plantilla. De momento, ha llegado la primera incorporación, Chele, y se barruntan varias salidas, con Cifo entre otros. Lo básico será que los que llegan y los que se quedan mantengan una buena química en el vestuario.
Buscan acercar las relaciones con medios y periodistas, algo escasas en la etapa anterior aunque no todos los que quisieron asistir a la rueda de prensa pudiesen hacerlo debido a la avalancha de peticiones y las pequeñas dimensiones de la sala, por protocolo COVID-19. Estas relaciones mejorarán como la situación, con el tiempo. Intención hay.
Lo más inmediato es el duelo del domingo en Azuqueca, si es que se juega, ante un viejo conocido de la afición verde como Sergio Rubio. Un partido complicado por la combinación de las dimensiones particulares del San Miguel y por la situación meteorológica actual. Nieve o no, la sensación térmica del recinto es cercana al de un congelador industrial.
Muchos cambios que se prevén en este 2021 de esperanza verde que esperemos que no se vuelva a lo anterior en poco espacio de tiempo. El año nuevo debe traer una vida nueva sí o sí, para sacar de una vez a esta entidad del pozo en que se convertirá esta categoría a partir del próximo curso.