Nada particular

Jesús Morales


Tus guarros envenenan mi agua

01/09/2020

Tengo que volver a escribir de la pobre Castilla-La Mancha que siendo la sufridora de muchos de los disparates que se cometen en España, sigue abandonada y sin una voz que la defienda, que sienta sus desgracias; desde luego ni Page, ni Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación, ni concejales, ni mucho menos alcaldes y similares aspirantes todos a algún sueldecito, abren la boca para quejarse de la patética  situación que vivimos en la autonomía.
No moverán un dedito para que cambie algo de importancia en esta zurrada tierra de Castilla a la que no sólo dejan seca y estéril sino que llenan de granjas murcianas de cerdos de cría intensiva, que aportan un mínimo de puestos de trabajo, merced  a sus modernas instalaciones y nuevas técnicas que hacen que la faena que antes era para diez operarios, ahora con baste, este avance no es ni bueno ni malo, o bueno para algunas cosas y malo para otras, son  así los ‘avances’, y eso no es lo peor, lo verdaderamente nocivo es que estas granjas llevan consigo inconvenientes asfixiantes como el olor de los animales que a ratos y en determinadas estaciones del año puede superar lo insoportable, aunque aún hay algo peor y más grave y es que donde están estas granjas se produce el envenenamiento de la capa freática de  los alrededores: agua subterránea, pozos, manantiales. todo ese agua subterránea envenenada para muchos años e inutilizable por los famosos purines que producen los cerdos, granjas de este tipo que hace años llenaban Alemania, Dinamarca y otros países del norte han desaparecido de allí situándolas en lugares menos exigentes con el estado de su medio ambiente y seguramente más pobres. Mal que me pese tengo que reconocer la habilidad de los murcianos que además de llevarse el agua del Tajo y del Alberche y dejarnos secos, instalan lejos de Murcia sus granjas de cerdos y las esparcen por tierras vecinas como la nuestra que creemos que son el maná, pero nada más lejos, no resuelven ningún problema de trabajo en el campo porque requieren un mínimo mantenimiento, lo que antes hacían diez operarios ahora con las nuevas técnicas y aparatos, lo hace uno sólo como decía más arriba.
Hace poco escuche en un programa en la radio algo que no podía creer, fue en Agropopular, en la COPE, en ese programa que dirige César Lumbreras auténtico entusiasta de todo lo murciano y que por alguna razón defiende con uñas y dientes que el agua del Tajo vaya a Murcia y predica la maravilla del trasvase, la peor ocurrencia de los últimos tiempos de Franco. Nefasta ocurrencia que sufrimos en nuestras carnes; en Agropopular decía, escuché ¡Un anuncio pagado por la Junta de Castillla-La Mancha! Pensé qué era aquello, ¿Quién es el responsable de contratar la publicidad de la Consejería de Agricultura?  señor Martínez Arroyo no creo que piense que es de recibo pagar con nuestro dinero anuncios en un programa que encumbra los trasvases y que su Gobierno lleva a los tribunales cada vez que se concede uno. Esto sobrepasa lo demencial.
Y usted Tita, debe darse cuenta que es imposible seguir con el Tajo como está a su paso por Talavera, Usted fue elegida máxima representante de los talaveranos y no puede quedarse un segundo más sin hacer nada  respecto a esta monstruosidad, si no ¿para qué presentó su candidatura y fue elegida? Claro que hay muchas cosas de las que quejarse en verano viviendo en Talavera pero eso lo dejo para otro día en que no tengas el alegrón de volver a vernos y leernos.