scorecardresearch
Miguel Trinidad

Mano a Mano

Miguel Trinidad


Enfermería o puerta grande

17/12/2021

El CD Toledo volverá a visitar un Rico Pérez de Alicante donde estuvo a punto de tocar la gloria con los dedos en un pasado no muy lejano ante un Hércules que se quedó sin respiración cuando vio que los de Onésimo igualaron el 2-0 inicial y estuvieron a puntito de pasar la eliminatoria. Era el último peldaño para plantarse a solo 180 minutos de subir a Segunda División. Ese fue el último instante donde los verdes y su afición pudieron soñar. Desde entonce,s todo ha ido cayendo en picado, llegando incluso a cavar por debajo del listón más pesimista para avanzar.

Los de Javi Sánchez están ante un reto superlativo que deben superar si no quieren pasar unas fiestas más amargas de lo que van a ser ya de por sí. Los alicantinos son terceros y acumulan cuatro victorias consecutivas.

Como las rachas y las estadísticas están para romperlas, no queda otra que luchar por hacerlo. Será un encuentro que será, como se dice en el argot taurino, de enfermería o puerta grande. Será un choque de jugar con el miedo del rival, ya sea por el vértigo de verse arriba y ante su afición, como de verse abajo entre la espada y la pared.

Los pupilos del míster toledano están demostrando una mejoría en cuanto al juego, tanto ofensivo como defensivo, pero les falta efectividad y un poco de suerte. Lo que está claro es que el equipo compite, pero mínimos detalles les están perjudicando en exceso. Dinámicas que se pueden cambiar.

Es probable que si al final se lleve a cabo la esperada ampliación de capital que de verdad acabe de una vez con la deuda (esa que siempre se va a quitar y siempre permanece) y se elijan mejor las compañías en el mercado de fichajes. Quizás, solo quizás, se pueda llegar a salvar esta temporada y comenzar a hacer las cosas bien de verdad en una entidad que lleva penando y viviendo episodios dantescos rozando los expedientes X.

Unas penurias que comenzaron en ese José Rico Pérez de Alicante y ojalá sea ese mismo escenario donde se cierra ese ciclo maldito de la historia reciente, pudiendo llegar una nueva era. Para ello, estoy seguro que Sánchez planteará el choque como debe hacerlo y confío en que la faena sea de dos orejas y rabo. Ante el Atlético Levante lo lograron y pueden volver hacerlo en Alicante. Deben confiar en ellos.