Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Seguros

Recuerdo de mis tiempos de Facultad (hace ya algunas décadas) una clase práctica en la que hablamos de como establecer coberturas de riesgo ante un incidente poco probable. El costo de la prima de seguro a pagar siempre resultaba excesivo para el pagador hasta que este era el que sufría el incidente cubierto por el seguro. En ese momento el pagador “rentabilizaba” lo pagado. Nuestro profesor decía que, de todas formas, siempre debíamos desear que no tuviéramos que rentabilizar lo pagado. Es decir, que nunca fuéramos nosotros los que sufriéramos el siniestro. En Toledo hemos tenido unos días tremendos con los incendios que se han producido. Montesión, San Bernardo, Circo Romano…, al que debemos añadir Almorox. En fin, que ha sido una semana movidita y ojalá no sigan produciéndose más incidentes. Vivir en directo lo sucedido te hace ver lo que es estar próximo a sufrir una catástrofe. No ha habido daños humanos, la destrucción del monte, puede, con inteligencia y trabajo, resolverse, los daños en viviendas han sido menores por lo que se informa. Pero si no hubiera sido por la eficacia de los medios desplegados y por la actuación de Bomberos, UME, Fuerzas de Seguridad, Protección Civil, etc. la catástrofe hubiera tenido un alcance incalculable. Medios humanos y materiales, buen entrenamiento y profesionalidad y entrega, han impedido una catástrofe. Esto demuestra que siempre hay que estar preparados para dar respuesta a incidentes de todo tipo. ¿Qué supone un coste más o menos elevado? Ojalá se pueda decir que tener en perfectas condiciones un buen servicio de Bomberos sale caro por que no sea necesario utilizarlo. Lo malo seria que no pudiéramos asumir el coste del daño causado por no tener un buen servicio de bomberos. Ahora solo cabe dar las gracias a todos los sectores implicados en la solución de los incidentes sufridos en estos días, Emergencia, 123, Bomberos, Policía Municipal y Nacional, Guardia Civil, Unidad Militar de Emergencia (una de las pocas buenas iniciativas para que se dispongan de medios de apoyo centralizados ante emergencias de este tipo), apoyo aéreo y todos los que hayan podido ayudar ante estos casos. Y a los vecinos que han sufrido más directamente los daños, desearles una pronta recuperación de lo perdido.