scorecardresearch
Juan Ignacio de Mesa

Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Noticias

03/10/2022

El Producto Interior Bruto  (PIB) per cápita que teníamos en España en 2007, ascendía a 32.549,97 dólares por habitante, nueve mil menos que Francia y diez mil más que Portugal. Hoy hemos caído a 27.057,16 dólares, once mil menos que Francia y cinco mil más que Portugal. Así que algo hemos debido hacer mal cuando, comparados con nuestros vecinos, estamos peor en términos absolutos y relativos, que hace 15 años. Hoy, además, el escenario económico, así como la guerra de Ucrania, no nos permite ser excesivamente optimistas. Pero tenemos que aportar lo que podamos para salir de esta situación.
Las empresas españolas, exportan más, la demanda interior parece que se anima, la inflación en España se sitúa en septiembre, por primera vez, por debajo de la de la Eurozona que pasa al 10%, mientras nosotros nos quedamos en el 9%. Nos llegan noticias de la caída del precio de las materias primas. El precio medio del barril de petróleo de la OPEP, cae a 95,63$ frente a los 101,9$ del pasado mes de agosto. Alguna alegría nos tenían que dar las cifras macro. El Banco Central Europeo (BCE) aumenta los tipos y los pone al 0,75%, avisando que subirán más por lo que debemos prepararnos para lo que esto implica. El Gobierno deberá tener cuidado con lo que hace con las emisiones de deuda pública, el BCE no va a comprar todo lo que se emita, y los intereses a pagar serán miles de millones más. Pero seguimos demostrando que España no sabe, o no quiere, gestionar los Fondos Europeos. España solo ha gastado el 23% de los fondos europeos de que disponía para los años 2021 y 2022. Ya se perdieron algo más de 2.000 millones del año 2021 «por su lenta ejecución» y en 2022, la tramitación no parece que vaya por mejor camino. En estos momentos, la gestión de estos fondos y las transformaciones estructurales que permitirían llevar a cabo, son una herramienta importante que se debe aplicar con agilidad y acierto. Siento decir que no conozco el caso de empresa alguna que tenga aprobado un proyecto que se haya acogido a los Fondos 'Next Generation'.