scorecardresearch
Javier Ruiz

LA FORTUNA CON SESO

Javier Ruiz


Molona

01/09/2022

Molona, Macarena Olona para los amigos, perdió la eme en Andalucía y anda buscándola por el camino de Santiago. Salió el lunes de Palas de Rey y una turbamulta se le ha sumado después de la invitación que realizó por redes sociales. Uno se pone a caminar, llama a los amigos y no sabe dónde termina. Le pasó a Forrest Gump, que comenzó a correr un día y después concluyó con una muchedumbre detrás de él, hasta acabar en la Casa Blanca enseñándole el culo al presidente de los Estados Unidos. Aquí la cuestión es diferente, pues hasta se duda de la ruta tomada por nuestra heroína. Hay quien sostiene que no es la peregrinación del Apóstol sino el camino de Santiago Abascal. «¡Vilma, abre la puerta!», como dejó escrito un humorista gráfico esta semana en prensa. Vox ha empezado septiembre que no se halla ni se encuentra.
El fenómeno de las estrellas mediáticas es que uno jamás calibra en qué sitio terminan ni hasta dónde son capaces de llegar. A Molona le hicieron la cama los Aristogatos – Federico Jiménez Losantos dixit, matrimonio Espinosa de los Montero- y la mandaron a Sevilla. La niña pensó que el monte era orégano y se puso en manos de un Zancajo – su jefe de prensa- que la extravió aún más de lo que ya venía. Se vistió de faralaes, fingió acento, lució peineta y pasó por lo que no era. En lugar de exhibir su brillantísima dialéctica que tanto le valió en el Congreso, se convirtió en un adefesio que no supo seducir a los andaluces. Al contrario, les puso una caricatura delante en el que ella era el reflejo cóncavo de los espejos del callejón del Gato. Eso ocurre cuando uno quiere pasar por lo que no es. Espero que hayas aprendido, Molona.
Ha sido la parlamentaria que más ha exasperado al sanchismo con diferencia, para bochorno y vergüenza del PP, que ya se ha vuelto a sentar bajo el árbol a esperar que la fruta caiga madura. Pedro ha descubierto Europa y quema las etapas como presidente del Gobierno a pasos agigantados. Pero eso no quiere decir que pierda las elecciones dentro de año y medio, por más que digan las encuestas. Si algo ha demostrado Sánchez es que sabe ver oportunidades donde los demás solo ven problemas. Y ha colegido antes que nadie que la crisis energética es la ocasión de pasar por un líder internacional que ni en sueños hubiera sido. Que se tienten la ropa Scholz, Macron y Van der Layen. Con esta última parece el matrimonio Arnolfini y no es descartable que le mueva la silla o se la quite cuando no se dé cuenta. Ellos sabrán, pero Trolas sin Fronteras se mueve como pez en el agua también en Europa.
Molona se ha propuesto llegar mañana a Santiago y Abascal no sabe si abrirle la puerta o cerrarla de nuevo. Creo que Molona es una excelente abogada del Estado y demostró su nobleza cuando se retiró. Al contemplar desde la atalaya la miseria de la política, ha preparado su vuelta. La cuestión es que vivimos tiempos de incertidumbre e inestabilidad y nadie sabe lo que pasará de aquí a dos semanas. En Italia, es la fascista quien lidera las encuestas y pone el tinglado bajo cuerda. Aquí el votante de la derecha quiere echar a Sánchez y le da igual quien lo haga. Si el PP sucumbe al tacticismo y Vox al sectarismo, Molona puede tener la oportunidad de lo inesperado y la preparación. Cantó las cuarenta a Marlaska y el sanchismo en lo peor de la pandemia y eso al público no se le olvida. Si ha aprendido la lección de la naturalidad, cuidado con Molona que lleva su verdad por delante igual que una bandera de España.