LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


La demagogia pura y dura

Una señora de origen marroquí sale chillando a un representante de VOX llamado Ortega Smith; el griterío ha sido «paseado» por muchas cadenas de televisión dando a entender que los que se oponen a la ley de violencia de género apoyan a los maltratadores y al machismo. Eso se llama demagogia barata, y para los periodistas honrados no debe suponer en modo alguno lo que pretenden las feminazis. Todos estamos en contra de la violencia de género, todos en contra del machismo, y por supuesto que las mujeres deben ocupar, como en muchos casos ocurre por méritos personales, el mismo lugar, exactamente el mismo lugar que los hombres en un país democrático y civilizado como es España. Pero hay algo que llama la atención, el que una señora gritando e incluso insultando a un representante que ha sido votado por más de 3 millones de personas pretenda tener razón. VOX tiene muchos conceptos en su programa que pueden ser discutibles, pero recordemos que representa a una parte de los españoles, que es un porcentaje superior del que uno pueda imaginarse. Concretamente un 10% de los 36 millones aproximados de votantes, que deben ser tan respetados en sus opiniones y en sus ideas como los de PODEMOS, aunque ambos estén en el extremo del arco. ¿Y por qué VOX quiere eliminar la ley de la violencia de género? Por lo mismo que muchos de estos votantes le han apoyado en las últimas elecciones: porque la ley comete muchas injusticias con varones que no son maltratadores y que son tratados como tales de una manera injusta, que por el mero hecho de que exista una denuncia los esposen, los metan en el calabozo, le quiten la custodia de los hijos, y que ellas reciban una subvención y las Asociaciones que aparentemente van en defensa de la mujer reciban otras muchas subvenciones, lo que convierte la cuestión en puro interés crematístico. De hecho con la ley actual no han bajado los maltratos, y hay muchas madres, hermanas, hijas, y por supuesto los interesados que han visto cómo a su pariente le tratan como un delincuente para obtener un rédito en una separación. ¿Cómo es posible que existan casi tantos juzgados de violencia como de separaciones civiles? ¿Significa eso que el 50% de los varones somos maltratadores? Este dato solo nos lleva a una conclusión: que hay muchas mujeres que usan la ley por odio, venganza o para conseguir que el varón desaloje la casa sin juicio y sin que de verdad el Tribunal haya tomado una decisión basada en hechos reales. Mientras tanto, las verdaderamente necesitadas de protección, ven como el presupuesto destinado filosóficamente a ellas se desparrama. En el fondo forma parte de la antigua consigna estalinista de «todos contra el fascismo», siendo fascistas los que no piensan como ellos. Si eres de Ciudadanos, PP o Vox eres un fascista, como cuando !todos contra el PP» después del Prestige. Pues no podemos tener tales tragaderas.