Tiempos de swing

Sonsoles Arnao


Volver

07/09/2020

Vuelve La Tribuna y vuelvo a compartir contigo este espacio y tiempo de libertad y opinión. Y vuelve La Tribuna de Talavera después de que esta Comarca perdiera su cabecera y entidad autónoma allá por el 2013, y eso nos alegra a quienes hojeamos u ojeamos este periódico en este rincón de Castilla–La Mancha. Vuelve La Tribuna de Talavera para contarnos que otros se van. Zara abandona la ciudad y cierra el Mercado de Abastos, recientemente remodelado como proyecto alternativo de hostelería. Tiempos difíciles en los que vuelven la paralización o desaparición de proyectos y la destrucción de empleos. 
Son tiempos de volver. No sabemos muy bien a dónde, para qué y hasta cuándo pero no queda otra que volver, que es un soplo la vida. Son días de incertidumbre, en el ambiente se respira preocupación ante el riesgo y miedo al convivir con una pandemia que rebrota mientras tenemos que volver. Nos lanzan el mensaje de que hay que convivir con este virus en las mejores condiciones que podamos. Pero ¿tenemos las mejores condiciones que podemos tener? En un par de días nuestros hijos poblarán las aulas de colegios e institutos y nos encontramos con más propaganda que recursos. Y la carta que nos ha mandado Page, pues como que no tranquiliza mucho. Seis meses después de abandonar la escuela y hacer un curso intensivo de enseñanza y aprendizaje online entre profesorado, familias y nuestras criaturas, llega el día de volver a la escuela y parece que los deberes se hacen tarde, deprisa y corriendo. Seis meses esperando medidas reales y concretas para conciliar, más allá de los anuncios. Porque para muchas familias este va a ser uno de los principales problemas. ¿Qué haremos cuando nuestros hijos tengan que volver a casa por un confinamiento preventivo? Conciliar. ¿A costa de qué? ¿A costa de quién? Una vez más queda claro que en nuestro país la conciliación no existe, son las madres. Y los abuelos, con el riesgo y la irresponsabilidad que supone dejar ahora a tus hijos con ellos si te llaman del colegio por un posible contagio. Hemos tenido la situación idónea para que este país legisle de una vez por todas en materia de conciliación y apoyo a las tareas del cuidado pero no se ha hecho. Hago mías algunas de las reivindicaciones que estos días se están poniendo encima de la mesa por algunos colectivos, como por ejemplo Malasmadres. Han planteado al gobierno medidas urgentes y excepcionales para abordar esta situación como las bajas laborales en los casos de que tu hijo tenga que volver a casa a realizar cuarentena, la regulación y seguridad jurídica para teletrabajar como regla general, la adaptación y reducción de jornada sin reducción salarial, o ayudas económicas para contratar a alguien en el caso de que les resulte imposible a alguno de los progenitores abandonar sus empleos. Seguimos esperando. Mientras tanto cruzaremos los dedos cuando dejemos a nuestros hijos en el colegio, de camino al instituto o a las puertas del autobús.  Buen comienzo. Volvemos.