Con los pies en el suelo

Alejandro Bermúdez


¡A que no…!

25/09/2020

Me refiero al desdoblamiento. Al desdoblamiento de esa carretera de puente estrecho para el acceso a Talavera desde Madrid. La entrada más importante, porque es verdad que todos los caminos conducen a Roma y desde Madrid a Talavera se puede entrar también desde Extremadura… pero corriendo muchos kilómetros de más.
Esa vía se la quitó de encima el Ministerio, no sé quién era el ministro cuando se hizo tal desafuero, pero está claro que no hizo ningún favor a ninguno de los pueblos interesados en la vía: ni a Cazalegas, que es a quién le endilgó el mocho, ni muchos menos a Talavera, que la condenó a ser ciudad de puente estrecho y sin competencia para ensancharlo
No discuto la buena voluntad de los ayuntamientos y administración regional firmantes del  brindis, pero me temo que se quedará en eso, en un brindis por el puente que menguó en lugar de ensanchar.
El convenio firmado -daría algo por equivocarme- es un intento de ir entreteniéndonos, como se hace con los niños cuando sales de Talavera camino a Huelva y al pasar por Oropesa pregunta si falta mucho para llegar. Si Dios no lo remedia tenemos encima una empanada que nos va a costar digerir (-18% el PIB) y, si no invierte nadie un duro en Talavera en tiempos de bonanza sería ilusorio pensar que lo van a hacer en estas circunstancias. Podemos agradecer el intento de darnos ánimos, pero que nadie se lo crea, porque dicen que el que vive de ilusiones muere de desengaños. Esta es la realidad.
Pero es que con algo nos tienen que entretener mientras vemos desaparecer empresas de Talavera, sobre todo pequeñas, grandes nos quedan pocas. Pero es curiosa la costumbre que tienen las distintas administraciones de querer hacer aquello que no es de su competencia. Pueden tener sin barrer su casa pero no cejan en el empeño de arreglar la del vecino. Claro que, es más fácil exigir que realizar.
Lo mismo nos ocurre con el infumable problema de los socios del Gobierno de España, los ocupas. Quién es competente para ordenar sacarlos de las propiedades ajenas los  protege y ahora resulta que un gobierno regional quiere hacer una ley anti-ocupas para que se la apruebe el gobierno protector de ellos. Esta es muy gorda. Los ocupas van a seguir usurpando propiedades mientras los socialistas sigan con la vergüenza perdida y las agallas castradas y no se planten ante su jefe, verdadero artífice de la situación y le obliguen a coger el camino de la racionalidad, pero ¿alguien se juega el puesto? «Sal tú que a mí me da mucha risa», dirán… o, mejor entretenemos a la concurrencia con juegos florales, aparentando que queremos hacer lo que no podemos hacer y así ‘arrebañamos’ a derecha y a izquierda. A derecha porque siempre hay gente crédula que cree todo lo que le dice cualquiera revestido de los oropeles de la autoridad y a izquierda porque campan realmente por sus fueros y siguen haciendo lo que les viene en gana.
Y, mientras se representa la comedia y cada administrador público trata de convencernos  de lo bien que lo haría si tuvieran el poder de tal o cual administración, cuando no hace nada en la que gobierna, cada vez hay más personas confinadas, más personas sin empleo y más personas sin esperanza…