Toledo desde el kiosko Katalino

Katalino


La esfericidad de la tierra y la investidura

No se si estoy especialmente cabreado por que me ha tocado en pleno Ferragosto hacerme resonancias magnéticas, darme en el ‘spa’ unas sesiones de radioterapia, ingresar en un nuevo análisis clínico y empezar un nueva inmunoterapia que me deje descansar algo de las quimioterapias. A lo que vamos ‘to Dios’ de vacaciones y un servidor penando por las plantas -1y -2 del Marañón, que eso sí son bien fresquitas. Y es que yo ya no soy de estos tiempos galácticos en los que predominan sobre todo las redes sociales y la cultura de la tontuna y de conquistar los cielos y memeces semejantes, incluida la última de moda el terraplanismo frente a la esfericidad de la Tierra, como se ha mantenido toda la vida. Este postureo, al igual que otros movimientos parecidos como la homeopatia, los antivacunas o el propio cambio climático no atienden a datos empíricos y científicos suficientemente contrastados y más si hay personajes toscos, grotescos e ignorantes pero ricos como Trump que se esfuerzan en recordarnos lo poco que sirve en la vida ser buena persona o ayudar en vez de putear a tus propios seres humanos. En momentos así  es conveniente refugiarse de nuestros políticos y releer a Carlos Gracia Gual  y a los mitos, antiguos o actuales, que nos abran un horizonte de vida que vaya más allá de lo cotidiano. De otra manera, cómo podremos soportar el Último Avance  del Gobierno en la Negociación de la Investidura o la próxima añagaza del supuesto Gobierno de Coalición que ya está preparando Unidas Podemos. Y esto con la derecha ‘constitucionalista’ que ha fichado a Vox y la Extrema Derecha con absoluta normalidad en sus vidas políticas, que las disfruten muchos años y sean muy felices, pero que dejen de tocarnos las narices. Y luego está el que no recibe a nadie y pretende dar lecciones democráticas a todos con su lenguaje mafioso y napolitano de ‘guerras de bandas’, ‘sanchismo’ o expresiones vulgares del mismo barrio ‘spagnuolo’ allá por donde se cruza con la calle Toledo. Y mientras ya algunos vuelven de sus vacaciones como el  remojado amigo Mariano desde Almería; este sábado habrá en la Felipa otro buen concierto de jazz, pero no se fíen que nos cierran una semana desde el 10; pero lo dicho relajación y libros para un buen mes de septiembre cultural que ya está preparando el Ayuntamiento con ‘Voces Vivas’, el Día del Patrimonio y la Semana Sefardí. No en vano el Año Judío comienza en unos días. Así que Feliz Año Judío  (5780 era judía- 2020 c.era) y ‘Shaná Tová’ que es como se dice en hebreo...