scorecardresearch
Juan Ignacio de Mesa

Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Aviso a navegantes

10/01/2022

He de reconocer que tanto Cristóbal Montoro, como María Jesús Montero, no son 'ministros de mi devoción'. Entiendo que su obligación es minimizar el déficit presupuestario, pero dan prioridad en aumentar la recaudación por cualquier medio, y algunos de sus procedimientos no son precisamente ejemplares. Y si no que se lo digan a los miles de contribuyentes que reciben notificaciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) reclamando cantidades, no muy altas, haciendo que el contribuyente prefiera pagar antes que recurrir, ya que hacer esto le puede costar más dinero que lo primero. Es por esto y dado que ha habido algún precedente de exigir pagar por el Impuesto de Donaciones en el caso de los regalos que se hacen en Navidad o con motivo de cumpleaños, primeras comuniones y enlaces matrimoniales, debemos andar con cuidado.
La cuestión tiene miga, ya que los tipos impositivos de dicho Impuesto no son una menudencia. En Castilla-La Mancha, que no es de las comunidades autónomas con los tipos más altos, estos se mueven entre un 7,65% y un 34%, gozando de exenciones y bonificaciones significativas cuando la donación se hace de padres a hijos. Pero, como no existe cantidad mínima a partir de la que surge la obligación de liquidar el impuesto y el plazo de prescripción son cuatro años, nos podemos encontrar con que los niños que hayan recibido sus regalos, ya sea en Nochebuena o en la fecha más tradicional del 6 de enero de este año, se pueden encontrar con que pueden recibir una notificación de la AEAT dentro del plazo de prescripción que llega hasta el año 2026.
La única ventaja es que, con el paso del tiempo, los niños ya sabrán que, tanto Papá Noel, como los Reyes Magos, tienen mucho que ver con sus padres y así lo podrán plantear el día de mañana, acogiéndose a las exenciones y bonificaciones que las donaciones tienen entre padres e hijos. Pero ¿Qué pasará con los regalos que hacen personas que no son miembros de la familia? Aquí no hay bonificación ni exención que valga y miedo me da que estén haciendo cálculos en el Ministerio.