LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Los héroes del PSOE

18/11/2020

Quedan pocos, pero todavía los hay. Lo de Bildu no tiene nombre ni apellidos, es vomitivo, da nauseas, diarrea, acidez, dolor de próstata, cervicales, cojera de perro. García-Page estaba a un paso de serlo, y desde aquí el ánimo para terminar siéndolo, a costa de lo que cueste o de lo que valga. La valentía es muy cara. Todos lo sabemos. Apuntar no es disparar, pero el dedo en el gatillo lo ha tenido durante varios segundos. Un hurra por él. ¡Ánimo jabato!, que son pocos y mal armados. Te acompañan muchos de tus compañeros, y lo sabes.
Bildu son los antiguos asesinos de ETA, maquillados por Herri Batasuna, y renacidos como los hijos de perra de Bildu. Perdieron la guerra, renunciaron a sus principios con tal de salir de la cárcel, después de aquella doctrina Henri Parot, que los dejaba en el trullo 10 años más, y que aunque fue tirada abajo por otro HP español que estaba en ese momento en el Tribunal Europeo, les quitó ganas de ganar. Se rajaron gracias a ella, y gracias a que metimos a los alevines de la ETA en la cárcel por pertenencia a banda armada. Usamos el Boletín Oficial, no al GAL ni tonterías por el estilo. Los diseminamos en la piel de toro y las madres de ETA, junto con los etarras chulescos que habían apretado el gatillo y que los habíamos cogido, y que veían que se tiraban otros 10 años en la cárcel, rindieron la plaza. No era una guerra, era el Estado, de todos los españoles, contra unos cuantos delincuentes sin escrúpulos. Por fin se ganó la posición, y el Estado volvió a coger el sitio que le correspondía. Pero inventaron Bildu, porque Herri Batasuna quedó ilegalizada para siempre, pero como solo eran siglas inventaron otras, y tuvieron la desfachatez de poner al frente al que apretó el gatillo contra Miguel Ángel Blanco: tiro en la nuca y manos atadas con un alambre mientras España lloraba en todas las plazas y las calles de todas las ciudades. Luego Bildu apoyó a Sánchez en la investidura, malabarismo político de la democracia, pero Sánchez prometía que jamás contaría con Bildu. ¿Ahora nos vamos a rajar? Mantengamos el rumbo, la posición que es lo que nos ha valido. Es verdad que Sánchez está en un brete, y que necesita sacar adelante sus presupuestos, pero Ciudadanos le había brindado su apoyo, y los etarras, -es un apellido que llevarán hasta que se mueran-, se las están dando de que les van a dar algo a cambio. ¿Dónde están la lealtad y la nobleza? Vamos a borrar esas palabras del diccionario, porque en estos momentos su significado se ha quedado vacío. Vamos a quitar las palabras bonitas del castellano, de este idioma que nos ha hecho ser los más grandes en algún momento. Si quieren prohibirlo van a condenar a su juventud, van a impedir que otros españoles puedan ser funcionarios en las dos regiones, y estupideces así. Pero los castellanos siempre han estado fijos cuando se ponían fijos, aunque vinieran bombas volando, y así se ganan las cosas, no rindiendo la rodilla y lamiendo la mano que ha matado a tu hijo.