RATAS DE DOS PATAS

Ángel Villarino


Una ópera bufa

09/10/2020

Acabo de recibir el siguiente WhatsApp. «Tengo a un colega australiano aquí llorando. Dice que no entiende nada. Que no sabe si es porque no habla español, o porque las cosas se hacen de otra manera...y pregunta por qué el gobierno no puede ser más claro». A ver, ¿qué hacemos con el australiano? Quiero decir, ¿cómo le explicamos este dislate a alguien que acaba de llegar? ¿Qué pensaría Gurb de nosotros? ¿Por dónde empezamos? Habría que empezar admitiendo que es una pelea cainita para conseguir nada, porque tanto las medidas sugeridas por la Comunidad de Madrid como las medidas sugeridas por el Ministerio de Sanidad, tienen un impacto parecido sobre el avance del virus: tirando a cero. No conozco a nadie que haya tenido problemas para entrar o salir de la capital en los últimos días, ni que hayan visto su día a día impedido por la policía.
Es todo un poco como ese chiste de la Unión Soviética en el que el Estado finge que paga a los empleados y los empleados fingen que trabajan para el Estado. Aquí el Gobierno hace como que impone medidas y los ciudadanos hacen como que las cumplen. Todos, en el fondo, sabemos que es una ópera bufa y que la única estrategia que tienen a estas alturas las autoridades sanitarias es apostar por ir adquiriendo cierta inmunidad de grupo y rezar para que la gente mayor tome precauciones hasta que llegue una vacuna efectiva. Con las tasas de transmisión actuales y el invierno a las puertas, tendremos que confiar en que el personal sanitario nos regale otra heroicidad: mantener los hospitales abiertos y las UCIs funcionando. ¿Qué le vamos a decir al australiano si ni siquiera sabemos qué decirnos entre nosotros?