LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Sobran políticos

14/10/2020

En España sobran los políticos. Todos los días recibimos una noticia en la que se nos dan las cifras de los políticos que existen en Alemania, Francia, EE.UU., etc., y resulta que aquí tenemos el doble, según las cifras que salen en internet que casi todos los países desarrollados del mundo. Sin embargo en nuestro país hay la mitad de jueces que en Francia o que en Alemania.
No voy a entrar a analizar si hay más bomberos, más médicos, menos profesores, etc., porque la cosa hoy va de políticos. La Unión Europea ha pedido a Italia, -puede ser un bulo también pero sale en las noticias-, que reduzca el número de políticos en un 30%. Para tomar decisiones políticas no hace falta una legión de políticos. Tenemos políticos hasta en la sopa, y todos cobrando fabulosos sueldos. Hay algunos incluso, lo de los Parlamentos nacionales y regionales que además tienen coche oficial, secretarios, asesores, etc.
El caso es que ahora estamos viendo como se está politizando el tema de la pandemia. El gobierno central puso al frente a don Simón, que decía que como mucho íbamos a tener uno o dos contagiados, y eso ha salido en todas las televisiones de España, nacionales y regionales, y todos lo hemos visto. El pronóstico del designado no pudo ser más fallido, ¡ni adrede! ¿Por qué vamos a fiarnos de los próximos pronósticos de un personaje que se ha equivocado tanto? No entiendo cómo puede seguir ahí, no entiendo por qué no lo han cesado o por qué, con vergüenza torera, no ha dimitido él solito para dedicarse a otra cosa, por ejemplo barranquismo con Calleja, que aunque no sepamos como lo hace, por lo menos no tenemos cifras para juzgarle. Pero no se crea el lector que le voy a echar solo la culpa al gobierno central por tener al frente de la pandemia un señor con ese curriculum, también los gobiernos regionales se han equivocado al dictar normas para combatir la pandemia, véase el ejemplo de Cataluña, Navarra, el País Vasco, etc. De todos los colores hay, nacionalistas, de derechas y de izquierdas. Ahora hay una especie de desafío entre los políticos del gobierno central y de la Comunidad de Madrid. No le voy a dar la razón a ninguno de los dos, pero manda güevos, que en un asunto así, se estén echando un pulso. El caso es que tener tantos políticos no vale para nada; más de mil congresistas, nosecuantos senadores, por no decir de concejales, ministros, asesores, etc.
La cuestión está en que ningún partido político pone en su programa electoral como bandera, la reducción de cargos políticos, con la cantidad de votos que se llevaría un partido político que se llamase ‘Partido para la reducción de los políticos en España’. Estoy seguro que se llevaría muchos votos por el mero hecho de prometerlo. España está esperando a un valiente que diga para mí, como dice la expresión popular, porque no hay ni un solo ciudadano que no lo piense.