scorecardresearch
Fernando Díez Moreno

Política y Humanismo

Fernando Díez Moreno


El aborto. La sentencia del Tribunal Supremo USA (III)

12/09/2022

Como es sabido el Tribunal Supremo de los Estados Unidos -equivalente a nuestro Tribunal Constitucional- ha dictado una sentencia, el 24 de junio de 2022, en el caso Dobbs contra la Organización  Jackson para la Salud de la Mujeres, en la que declara que la Constitución americana no reconoce el aborto como un derecho, revoca las sentencias Roe y Casey, y devuelve al pueblo y a sus representantes electos la competencia para regular el aborto.
Veamos los antecedentes. En 1973 el mismo Tribunal Supremo impuso en todo el país, en el caso Roe contra Wade, una normativa liberalizadora del aborto. Y en 1992,  otra sentencia, en el caso Planned Parenthood contra Casey, ratificó esa decisión. Recientemente el Estado de Mississippi reclamó, en el caso Dobbs, establecer un límite máximo de 15 semanas, esto es 3 meses y 3 semanas de embarazo, para abortar. Y para ello pidió al Tribunal Supremo que revisase las sentencias Roe y Casey.
El Tribunal Supremo ha decidido en la sentencia de 2022, por una mayoría de 6 a 3 Magistrados, mantener la prohibición del aborto en Misisipi después de las 15 semanas de embarazo. Y al hacerlo, los jueces han anulado las dos sentencias clave que autorizaban el aborto: Roe y Casey.
En la Sentencia de 2022, de la que fue ponente el juez Samuel Alito, se declara que la Constitución americana no menciona el aborto, ni tampoco garantiza el derecho al aborto a través de otro derecho, el derecho a la libertad. Rechaza así el argumento de las Sentencias Roe y Casey de que el derecho constitucional a la libertad incluye el «derecho a la intimidad» de un individuo para elegir abortar del mismo modo que sí protege otras decisiones relativas a la conducta sexual íntima, como la anticoncepción y el matrimonio. Según la Sentencia de 2022, el aborto es «fundamentalmente diferente» porque destruye la vida del feto.
La sentencia de 2022 no significa que el aborto esté prohibido en todo Estados Unidos. Lo que indica es que las discusiones sobre la legalidad del aborto deben  plantease a partir de ahora en los Estados federados.
Los jueces Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, con voto discrepante, criticaron el planteamiento del Tribunal en materia de libertad. Las discrepancia se basaba en que el efecto de la decisión sería «el recorte de los derechos de las mujeres y su estatus como ciudadanas libres e iguales». Pero incluso antes del caso Dobbs, la capacidad de acceso al aborto estaba limitada por multitud de leyes en todo Estados Unidos. Los estados republicanos tienen leyes más restrictivas que los demócratas, y las personas que viven en el Medio Oeste y el Sur están sujetas a limitaciones más fuertes.
No se trata de la anulación de la sentencia de un tribunal 'progresista' por parte de otro 'conservador', sino de la revocación de dos sentencias que contenían errores graves pues convertían al Tribunal Supremo en un órgano legislador (rompiendo el principio de separación e independencia de poderes). Con la Sentencia de 2022 el Tribunal Supremo lo que hace es devolver al poder legislativo de cada Estado la autoridad para legislar sobre el aborto. Seguiremos en el próximo artículo comentando esta Sentencia.