Mi media Fanega

Jorge Jaramillo


Biden pasa palabra

22/02/2021

El flamante nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ha optado por mantener de momento la tensión con la Unión Europea en el conflicto arancelario abierto por su antecesor, Donald Trump. Tenía la posibilidad de revisar la polémica subida de impuestos pero ha preferido dejar pasar palabra hasta culminar la designación de los nuevos cargos de su estructura comercial y administrativa que sigue abierta.
El sector olivarero especialmente, aunque también el vitivinícola, esperaban un gesto, una señal durante el trámite conocido como ‘efecto carrusel’ como intentando adivinar un posible calendario que permitiese visibilizar la solución negociada este mismo año. Aunque la Comisión Europea sabe que no será sencillo, y no solo por el espíritu proteccionista de la Casa Blanca, sino porque es evidente que a la mesa llegarán otras cuestiones que harán más fácil o difícil el final de esta polémica.
   Una de ellas, la negociación del acuerdo agrícola con el viejo continente donde el gobierno norteamericano volverá a reclamar concesiones para reducir determinados subsidios agroalimentarios, una vieja lucha que busca despojar al sector del escaso blindaje que encuentra en su PAC. Pero también la tasa digital, o incluso la revisión del acuerdo que firmaron con China -como sellando entonces la paz con el gigante asiático- lo que directa o indirectamente también nos afecta.
   En la asociación española de envasadores y exportadores de aceite de oliva, Asoliva, no creen que a corto plazo vayan a producirse avances lo que no significa que renuncien a seguir presionando a las instituciones para buscar el final de estas tasas. De hecho, el próximo 4 de marzo acudirán a una reunión convocada por la Secretaria de Estado de Comercio del Ministerio donde será uno de los principales asuntos. Justo unos días después de que la nueva responsable del departamento norteamericano de comercio haya celebrado su primera audiencia ante el Senado para ser después ratificada en el puesto el próximo mes de abril. Una comparecencia que está fechada para este miércoles.
   Tanto la Consejería de Agricultura de Castilla –La Mancha como el propio Ministerio insisten en que la nueva era Biden abre sin duda un nuevo escenario mucho más conciliador. Y no faltan razones si recordamos algunas de las consignas del autor del castigo que quiso cobrarse así las ayudas de Europa a Airbus. También sabemos sin embargo que una de las primeras resoluciones firmadas por el actual Presidente ha sido para priorizar las compras ‘Made in América’ con el fin de relanzar la economía seriamente golpeada por la crisis del coronavirus.
    Por si acaso, la Comisión Europea ha presentado un plan para rediseñar las condiciones en las que se negocian y firman los acuerdos comerciales internacionales, a la vista -por ejemplo- de este caso o de la histórica alianza con Mercosur, aún pendiente de ratificación. Trata así de sujetar los recelos de algunos estados miembros como Austria, Francia o los Países Bajos que no acaban de ver las supuestas ventajas de determinados pactos si finalmente se tornan en perjuicios o generan chantajes insalvables.
   En realidad no está en juego la oportunidad de fomentar el multilateralismo en las relaciones con el mundo, pero sí -al parecer- de ser más exigentes con el cumplimiento de las cláusulas firmadas sin haber protegido antes la soberanía alimentaria de nuestros agricultores y ganaderos.