Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


¿A quién echamos la culpa?

11/01/2021

Fiesta de Fin de Año durante 40 horas en una nave próxima a Barcelona. Encuentros de ‘allegados’, fiestas particulares de toda índole y condición. Hay que dar por descontado que irresponsables  se pueden encontrar  en todo tipo de colectivos. Pero son muchísimos más los responsables, los que cumplen escrupulosamente con las medidas que se les aconsejan o imponen, los que soportan colas interminables para salir de atascos debidos a la falta de previsión de unas administraciones que sabían desde hace tiempo que Filomena venía. Camioneros parados, trabajadores y profesionales que forman parte de un tejido imprescindible para que el país funcione. Que no eran irresponsables por estar en la carretera, sino personas que iban o volvían de su trabajo, de suministrar servicios o productos esenciales.
A estos ciudadanos ¿de que se les puede culpar? Y encima tienes que escuchar a Ministros del Gobierno, como  el señor Grande- Marlaska o el señor Ábalos, diciendo que el Gobierno ha actuado de maravilla, y habiendo resuelto con eficacia todo lo derivado de la borrasca.
Y llueve, o nieva, sobre mojado. Es más de lo mismo que durante la pandemia, la culpa es de la irresponsabilidad de los ciudadanos ya que el Gobierno lo ha hecho todo bien. Por favor, sabemos que a muchos responsables políticos les cuesta tomar decisiones si estas implican un coste de imagen, y así nos va.
Luego aparecen en televisión pidiendo responsabilidad a los ciudadanos. Y los ciudadanos somos responsables, al menos la mayoría, y ejemplos los hay en todos los niveles, desde los que han estado en primera línea luchando contra el virus o atendiendo sectores fundamentales, hasta el ciudadano normal que se ha visto confinado en casa. No nos tomen más el pelo, se pueden exigir cuentas a los demás cuando uno cumple con sus obligaciones. Y con la pandemia, la crisis económica y la gestión de la borrasca Filomena,  no creo que haya muchos responsables políticos que puedan sacar pecho y decir que lo han hecho bien. Todos debemos colaborar y luchar para salir de esta situación, pero yo al menos empiezo a estar cansado de que me regañen. En estos dos días llevo muchas horas de pala quitando nieve y me ofrezco a explicar por donde se coge una. Seguro que algunos responsables políticos no ha cogido una pala en su vida.