scorecardresearch
Enrique Sánchez Lubián

En el Camino

Enrique Sánchez Lubián


Contra el olvido

02/09/2021

En ‘Madres paralelas’, la última película de Almodóvar que ha abierto el festival de Venecia, subyace el dilema de una mujer empeñada en encontrar los restos de su bisabuelo asesinado por los franquistas durante la Guerra Civil. En ‘El País Semanal’, el cineasta ha manifestado que aunque se considera hijo de la Transición y de la democracia, tiene sentimientos ambivalentes sobre aquel momento histórico, la ley de amnistía y el ‘pacto del olvido’ que, de facto, condenó a miles de desaparecidos a seguir enterrados en las cunetas. Aunque ya han pasado más de cuarenta años, esa herida mal cerrada aún duele en muchas familias españolas. Al leer esto, algunos gruñirán diciendo aquello de «ya están otra vez estos resentidos con la guerra de los abuelos» o «ahora quieren ganar lo que perdieron entonces», pero esta es una deuda moral pendiente de resolver con la libertad y los derechos humanos.
Tras el parón que Rajoy impuso a la vigente ley de Memoria Histórica, con Pedro Sánchez la cosa cambió. Dentro del Plan Cuatrienal de fosas del actual gobierno, en 2021 se están financiando más de cien proyectos para la búsqueda, identificación y dignificación de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura. En Toledo, por ejemplo, el Ayuntamiento y la Asociación ‘Manuel Azaña’ están haciendo un rastreo en registros civiles y militares para completar un memorial de represaliados en la ciudad, listado inexistente por no haberse cruzado hasta ahora los datos custodiados en esas instancias. Por otra parte, la Junta de Comunidades ha creado el Consejo Asesor de Memoria Democrática de Castilla-La Mancha y ha acordado con la UCLM la elaboración de un plan regional de estudios sobre la cuestión.
Entre los objetivos de la nueva ley de Memoria Democrática, pendiente de aprobación en el Congreso, figura la reivindicación y reconocimiento de todas las víctimas del golpe de Estado del 36 y de la Dictadura, así como la condena y repudio de aquel régimen que ensombreció la mitad de nuestro siglo XX y que, viendo como regresan al callejero de algunas ciudades los nombres de Yagüe, Millán-Astray o Crucero Baleares, aún marca el paso a parte de las derechas y la judicatura hispana. Ante la normalización que de ello hacen algunos, contra el olvido es preciso reivindicar, una vez más, verdad, reparación y justicia.