Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Cuarentena y optimismo

Se cumple la primera semana de cuarentena y ya hemos podido apreciar la reacción de una sociedad. Se ha puesto de manifiesto lo mejor de muchos y la cicatería de pocos. La actitud heroica de sanitarios, cuerpos y fuerzas de seguridad, empleados que deben seguir atendiendo servicios básicos, militares. Vemos como son la primera línea de defensa contra una pandemia que se lleva por delante la salud, cuando no la vida de los ciudadanos. Llama la atención que, hasta el sábado, fueran más los ciudadanos denunciados por saltarse la cuarentena, que los infectados por el virus, lo que implica que tampoco estamos libres de vernos contagiados por un cierto nivel de tontería.
Pero debemos estar contentos de la actitud de la mayoría de la sociedad. Los aplausos que, día tras día, se escuchan a las 20 horas de los vecinos que salen a manifestar su apoyo al personal sanitario, la generosidad de miles de voluntarios que se ponen al servicio de aquellos que no se pueden servir de si mismos para atender sus necesidades más primarias, las aportaciones de guantes, mascarillas, equipos que, aunque insuficientes, aportan aquellas empresas que, por cese de actividad, exceso de stock, o simple generosidad lo donan a Hospitales y centros de asistencia. ¿Qué hay personajes (más bien personajillos) que critican esto? Que lo vamos a hacer, ya sabemos que en la sociedad española ‘Tié q’haber gente pa’tó’ que dijo el torero. Pero la mayoría de los españoles están demostrando que tienen buena encarnadura. Y quizás sea por esto por lo que soy optimista, con una sociedad así saldremos adelante a pesar de aguafiestas, mitineros y algún que otro atontao.
Sabemos que nos queda mucho por delante, puede que tres semanas más de encierro, que lo peor de la pandemia está por llegar, que habrá situaciones difíciles de superar, que todos tenemos o tendremos a alguien de nuestro entorno infectado, o seremos nosotros directamente los afectados, pero saldremos adelante y esta experiencia habrá demostrado que sabemos estar unidos ante la adversidad. Resistiremos y ganaremos.