Mano a Mano

Miguel Trinidad


«Al loro, que no estamos tan mal»

19/02/2021

Entramos en el tramo final de esta primera fase y, tras el mal inicio de este 2021, la victoria ajustada del CD Toledo ante el CD Torrijos, unida a los malos resultados de sus rivales directos el pasado fin de semana, han vuelto a meter de lleno al conjunto verde en la lucha por los tres primeros puestos de la tabla.
Después del relevo en el banquillo, lo mejor que le ha podido ocurrir al conjunto toledanista es el tiempo del que ha dispuesto y dispondrá el nuevo míster para trabajar con sus nuevos pupilos. De cara al choque del domingo ante el CD Illescas, Diego Merino ha tenido diez días sin competición para continuar imponiendo su filosofía y dispondrá de otros catorce antes de la visita al CD Pedroñeras.
Mientras transcurre ese periodo, sus rivales directos tendrán varios enfrentamientos complicados. El CD Tarancón (segundo con 25 puntos, dos por encima del CD Toledo, aunque con un partido menos) se medirá al CD Guadalajara en casa (tercero, con 24 puntos y los mismos partidos disputados que los verdes) y al CD Marchamalo a domicilio (primero, con 32), para posteriormente recibir al CD Villacañas (quinto, con 23 y un partido menos). El CD Guadalajara, a parte de visitar al CD Tarancón, recibirá al Conquense.
Al ser enfrentamientos directos algunos puntos se irán al limbo y, mirando a lo que queda de fase, los dos equipos toledanos (CD Toledo y CD Villacañas) son los que tienen el calendario más asequible, a priori.
Todas estas cábalas, más propias del ‘cuento de la lechera’, no tendrían que estar sucediendo en un conjunto de la entidad del CD Toledo, y menos en esta categoría. Pero no queda más remedio, por lo convulsa que ha sido esta etapa reciente tras el descenso desde Segunda B.
Todo pasa por imponerse a un CD Illescas que ha tenido que prescindir de un entrenador de la talla de Migueli y que ya tiene sucesor. Los verdes deberán ponerse las pilas y recuperar una confianza perdida, que está siendo su talón de Aquiles, para lograr el pleno de cinco victorias que le daría el puesto entre los tres primeros y el acceso a los ‘play off’ de ascenso, o en su defecto, a un cuarto puesto con bastantes puntos de cara a luchar por subir con el plan B.
Sea como asea, como dijo en 2009 el expresidente del FC Barcelona Joan Laporta: «Al loro, que no estamos tan mal». Aunque con esto no hay que ‘lanzar las campanas al vuelo’. Toca trabajar, y mucho, en todos los estamentos que rodean este bonito deporte y centrarse en el día a día sin mirar ni clasificaciones ni opciones futuras.