Cabalito

Ignacio Ruiz


Relaxing cup of Covid

25/07/2020

Esta famosa frase, ante el Comité Olímpico Internacional, de Ana Botella cuando se quisieron organizar los Juegos Olímpicos en Madrid, provocó mofa y se siguen haciendo miles de memes, chistes y gracietas. Mientras que el chavacano nivel y pronunciación poco sajona del vicepresidente populista en Bruselas no ha tenido más de 5 minutos de comentario. A ese, ojito con escrachearle, chistarle o no reírle las gracias, que conoce perfectamente lo que son y cómo se organizan las ‘chekas’.
Pues en ese nivel de buenismo, de magnanimidad moral traída por la extrema izquierda en la que se vanaglorian de retirar el ‘Todo por la Patria’ de los cuarteles de la Guardia Civil, se cuida a los okupas, se incentiva la paguita y se desincentiva el empleo, se castiga a los empleadores y se machaca a los autónomos y emprendedores. Esa es la nueva política que traían para cambiarnos la vida, a peor.
Los infectados por Covid-19 ahora son más jóvenes, muchos de ellos asintomáticos, pero transmisores a sus allegados más vulnerables. No son conscientes de la gravedad de la situación que vivimos. Mientras la juventud lo único que ha visto es el folclore de los balcones, el Resistiré a todo trapo y salir a la calle haciendo trampas, ahora sólo piensan en salir de fiesta por encima de todo, vivir ajenos a la normalidad exigida, pasar de las consecuencias que ello traiga, demostración del vacío existencial, moral y ético que tienen muchos de ellos en sus cabezas y en sus conciencias. ¿Esto es lo que ha traído la Educación para la ciudadanía? ¿Estos son los principios y valores que les inculcan en las aulas?
La prohibición del botellón, o cierre del ocio nocturno no es más que una cortina de humo. La realidad es que un importante colectivo de nuestra sociedad, no sólo jóvenes, sino también maduritos y pensionados, que pasan olímpicamente de las normas, viven al margen de lo que le pase al resto de la sociedad. A estos maduritos, ¿les enviamos de nuevo a la escuela? Y, por otro lado, ¿a los que sí cumplen les seguimos tratando como presuntos delincuentes?
Luego mucho compromiso con la naturaleza y la igualdad entre todos, pero con nuestro prójimo se lo toman con un estupendo ‘relaxing cup of covid’.



Las más vistas