scorecardresearch

Elena Arroyo: «Reclamamos derechos universales de todos, no solo del colectivo LGTB»

latribunadetoledo.es
-

'Bolo-Bolo' se constituyó en febrero de 2001 y desde entonces ha trabajado para dar visibilidad al colectivo de lesbianas, gais, homosexuales y bisexuales en Toledo, convirtiéndose en un referente en la región

Elena Arroyo, presidente de la asociación 'Bolo-Bolo'. / - Foto: Víctor Ballesteros

¿Qué prioridades tiene la asociación?

En estos momentos lo prioritario es seguir trabajando. Somos un colectivo que subsiste únicamente con voluntarios y nuestro objetivo es mantener la atención a la gente que acude cada día a nuestra oficina en el centro cívico de Palomarejos. También pedimos a las instituciones que nos den visibilidad. Es muy importante por ejemplo la participación de los concejales en las actividades de citas como ‘Toledo Entiende’.

¿Para cuándo la Ley de Igualdad Social del colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales en la región?

Otras comunidades ya la tienen. En Extremadura se aprobó la pasada legislatura y esperamos y confiamos en que Castilla-La Mancha haga lo mismo en estos cuatro años.

¿Qué implica esa normativa?

Materializa los avances de la sociedad española en los últimos años. Se centra en la intolerancia total a todas las agresiones por razón de orientación sexual. Con ella combatiríamos situaciones que se producen en institutos, por ejemplo, y también protegeríamos a las familias monoparentales o a las personas mayores o del colectivo gitano que son LGTB.

Tendríamos un control real de la situación de Castilla-La Mancha en este ámbito a través de un observatorio regional, algo que es muy importante. Y es que, para saber lo que necesitamos debemos conocer nuestro entorno. También incluye protocolos en la sanidad o en las actuaciones policiales.

Se cumplen diez años de la aprobación de la ley de matrimonio homosexual, ¿Hemos avanzado mucho? ¿Castilla-La Mancha es especialmente conservadora?

Sí, la sociedad ha avanzado mucho, aunque quizá en Castilla-La Mancha no se note tanto ese cambio al estar constituida por pequeños núcleos de población en zonas rurales. Pero en el entorno más cercano de las parejas LGTB sí se entiende la situación. Se escuchan con normalidad frases como ‘lleváis ya cinco años de novias, a ver cuándo os casáis’. Eso no ocurría hace unos años.

¿Cuál es la principal pregunta con la que llegan las personas a la asociación?

Preguntan por la prueba rápida del VIH porque ‘Bolo-Bolo’ tenía este servicio gratuito y por los impagos de las subvenciones tuvimos que cerrar tristemente. A través de la asociación nos llegaban casos de toda la comunidad autónoma. Ahora les derivamos a Madrid que, por suerte, está relativamente cerca.

¿Y los casos de discriminación en el entorno laboral o de aceptación en las familias?

Sigue habiendo casos. El último que hemos recibido a través de nuestra página de Facebook es el de un chico que ha denunciado la pasividad de su empresa al comunicar el acoso que sufría por su condición.

También nos llegan reclamaciones en hoteles y hostales porque dan camas separadas a parejas de chicos, a los que les ponen pegan o no les dan el mismo servicio o trato al pedir cama de matrimonio.

Hoy reconocéis la labor de la exconcejala de Igualdad Ana Saavedra.

El Ayuntamiento nos ha atendido desde el principio. Nunca nos hemos sentido solos. Con Carmela (Carmen Jiménez, edil de Izquierda Unida) fue increíble el trabajo que surgió hace ocho años y con Nuria (Nuria Cogolludo, del PSOE) también tuvimos mucha suerte.

Nos falta que ondee la bandera arcoíris en el Ayuntamiento (la entrevista fue realizada el lunes) durante toda la semana, pero ya se andará.

¿Cómo recibisteis la distinción como ‘Ciudadanos de Honor’ el pasado 23 de enero?

Fue muy importante. Conseguimos llegar a la gente a través de este premio y también reconocer el trabajo realizado por la asociación en Toledo y en el conjunto de Castilla-La Mancha, que en breve vamos a cumplir 15 años de actividad.

Por nuestra cabeza pasaron pensamientos del tipo ‘No puede ser que nos esté pasando a nosotros’ y lo recibimos con ilusión y pensando en la visibilidad social que nos iba a conceder el distintivo. Nos consta que a algunas personas no les gustó que nos lo dieran, pero fue un honor.

Alguna petición...

Se lo pedimos a la alcaldesa, Milagros Tolón, y a Javier Mateo. Queremos que en 2016 la bandera multicolor ondee en el Ayuntamiento por lo menos la semana de actos de ‘Toledo Entiende’.

Además, solicitamos el apoyo a la ciudadanía y que asistan a la manifestación del Ayuntamiento a Zocodover (se celebra hoy a las 12,00 horas) porque tenemos que ser muchos los que salgamos a la calle. Nosotros reclamamos derechos universales de toda la ciudadanía, no solo del colectivo LGTB. Tenemos que gritar todos juntos.