Barrios:«Los jugadores lo dieron todo hasta el final»

L. T.
-

El técnico del Soliss Talavera elogia la entrega de sus futbolistas y considera que fue la inferioridad la que marcó la derrota en la pista de Noia por 5-2 en la primera jornada de Liga

Rubén Barrios en la rueda de prensa posterior al partido. - Foto: Noia Portus Apostoli

El Soliss Fútbol Sala Talavera cayó en su primer encuentro oficial de la temporada y lo hizo a manos de un Noia Portus Apostoli que se llevó el gato al agua por un marcador de 5-2 en una cita que estaba siendo muy pareja hasta que los talaveranos vieron cómo Asensio era expulsado por doble amarilla.
Así lo reconocía el entrenador, Rubén Barrios, quien en rueda de prensa posterior al partido declaraba lo siguiente: «Creo que la situación del cuatro contra tres fue definitiva y fue la que marcó el partido». Ese tanto además llegó en los últimos segundos de inferioridad, en el último ataque que tenían o el penúltimo. Es una situación que hay que controlar, es parte del juego».
Y es que hasta entonces «creo que lo tuvimos bastante controlado, ya que en la primera parte apenas tuvieron ocasiones, los goles que marcaron fueron en dos pérdidas nuestras. Creo que lo estábamos planteando bien y que los jugadores se habían entregado bien. En la segunda parte lo teníamos controlado, no sufríamos ningún riesgo en ataque posicional de ellos, pero en el cuatro contra tres sí que su gol decidió el partido».
Destacaba el técnico madrileño que tras el 3-2 «intentamos ir, tuvimos alguna ocasión, pero también hay que darse cuenta contra quién jugábamos. Jugábamos contra un candidato al ascenso, en su campo, un equipo que lleva dos meses y medio entrenando… En los últimos minutos quizá llegaron un poco más frescos».
«Al menos lo único que le puedes pedir a los jugadores es que se entreguen hasta el final y el esfuerzo lo han dado hasta el final. No pudo ser, toca trabajar, mejorar lo que hicimos mal y mirar ya al próximo partido», se lamentaba Barrios sobre la primera derrota de la temporada.
Preguntado sobre la estrategia del rival, el técnico del conjunto talaverano ponía de relieve que «no esperábamos que estuviera más arriba o más abajo. Nosotros hicimos nuestro trabajo, presionamos los 40 minutos y aguantamos el ritmo que nos propusieron, que era algo complicado con tantos días de entrenamiento que tienen ellos. Nosotros lo conseguimos aguantar y aguantamos hasta el final de partido físicamente bien. También hay que dar el mérito al rival. Hizo un buen partido y se llevó los tres puntos».
Borrón y cuenta nueva para el entrenador, que buscará con el paso de las jornadas seguir ensamblando el plantel: «Nuestro objetivo es tener el mayor rendimiento colectivo posible y estamos en fase de formación todavía. Ahora mismo lo más que puedes pedir a los jugadores es buena disposición y entrega en los partidos, algo que tenemos. Hay que seguir trabajando y pensar en el siguiente partido».
Por último, sobre el haber sido en encuentro con público, lo que es un privilegio para algunas regiones, reconocía Rubén Barrios que «no es lo mismo que otras veces, cuando estaba el campo lleno. De todas formas tenemos que sentirnos unos privilegiados por poder estar aquí, viajar, ir de Talavera o Madrid a Galicia, poder jugar un partido en Segunda División. Por todo eso nos sentimos unos privilegiados y si no puede haber público lo sentimos, pero tampoco nos vamos a quejar porque hay gente en mucha peor situación».
Los talaveranos se preparan para su estreno en el polideportivo Primero de Mayo que será este sábado ante Rivas a partir de  las 18,00 horas.