scorecardresearch

Educación invierte 6.730 euros por alumno en el nuevo curso

Mario Gómez
-

El curso comienza hoy en los 544 centros de la provincia, con la novedad de dos nuevos centros educativos, tres comedores más y un aula matinal

Los alumnos vuelven a las aulas para afrontar el curso 2022/2023. - Foto: Manu Reino

«Volver a empezar... Otra vez. Volver a estrenar zapatos y libros. Volver a encontrar los viejos amigos, y junto volver a empezar», fue el anuncio con el que hace casi una década un grupo de distribución mundial con sede en España, anunciaba que, tras el verano, volvían las clases.

Lo mismo ocurre hoy en los 544 centros de la provincia de Toledo, donde 143.574 alumnos, 1.793 más que en el curso pasado, comenzarán las clases de enseñanzas no universitarias bajo «el liderazgo educativo» de 10.522 docentes, tal y como explicó ayer el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Gutiérrez, quien cifró en 6.730 euros por curso la inversión que realiza la Administración por cada alum no matriculado.

Gutiérrez desgranó que una de las novedades es el de la puesta en funcionamiento de dos nuevos centros educativos, el CEIP nº 2 de Olías del Rey y el Centro Integrado de FP nº 1 de Toledo, escisión de lo que eran los estudios de FP en el IESOJuanelo Turriano, así como tres nuevos comedores escolares, y la puesta en marcha de un aula matinal nueva.

Con estas incorporaciones, la provincia contará con un total de 163 comedores escolares y unos 14.758 usuarios estimados, de los que 7.867 contarán con algún tipo de beca o subvención. Del mismo modo, según el delegado, 24.833 estudiantes se verán beneficiados de las ayudas en material, así como de las rutas de transporte, de las que serán usuarios 13.160 niños y en las que trabajarán 127 «acompañantes», manteniéndose así la cifra del curso pasado.

Precisamente en el mantenimiento del número de personal laboral incidió Gutiérrez, ya que enfatizó que los docentes se han mantenido, dando cobertura a los nuevos centros y a aquellos que han crecido, y «logrando bajar las ratios».

Otro de los puntos destacados de este comienzo de curso se suscita vinculado a la inversión en mejora de las infraestructuras educativas. Una «inversión sin precedentes», que en su mayor parte, 6 millones de euros, ha sido destinada a las 205 obras RAM, obras de Reparación, Adecuación y Mejora de infraestructuras. Del mismo modo, en 60 centros se han instalado placas fotovoltaicas por valor de 2 millones de euros, que han permitido «el ahorro del 50% de la factura de la luz en aquellos centros de las que disponen».

Dentro de la faceta del ahorro, el delegado provincial, subrayó que se han seguido directrices para «anticiparse a la mejora energética», con la sustitución de luminarias por led, mejoras en la carpintería exterior, sustituciones de calderas o reparaciones en las cubiertas. Estas mejoras se encuadran dentro de el Plan de Inversiones en Infraestructuras, que en la provincia cuenta con una inversión de más de 98 millones de euros, un total de 542 actuaciones, de las que 454 están ya terminadas.

FP y digitalización. Uno de los ámbitos que se verá reforzado durante el nuevo curso será la Formación Profesional, debido a su alta empleabilidad y demanda de profesionales por parte de las empresas. 

Gutiérrez anunció que para el curso que hoy comienza se han ofertado 13.747 plazas de FP, lo que implica aumentar 422 las del curso pasado, y que están distribuidas en 278 ciclos formativos, entre los que se encuentran los tres nuevos en modalidad e-learning. 

Precisamente la digitalización es otra de las apuestas de la educación para el curso 2022/2023, con la adquisición de 41.858 dispositivos para facilitar el aprendizaje y la apuesta por la formación del profesorado que permitirá que el 80% adquiera un nivel intermedio B1 en competencia digital y pondrá en marcha en cada uno de los centros educativos de los que forma parte los planes digitales del centro.

En cuanto a la LOMLOE, que entra en vigor para los cursos impares, Gutiérrez recordó que Castilla-La Mancha ha sido la primera Comunidad Autónoma en tener listos todos los currículos para poderlos poner en marcha.