scorecardresearch

La DANA destapa muros de origen visigodo en Guarrazar

J.M.
-

El arqueólogo Juan Manuel Rojas encontró estos cimientos tras la tormenta. Serán objeto de estudio y formarán parte en breve del recorrido visitable del yacimiento de Guadamur

Los muros de origen visigodo destapados por la riada del 1 de septiembre, en unas fotos tomadas al día siguiente.

El arqueólogo Juan Manuel Rojas adquirió en 2019 una parcela aledaña a las excavaciones practicadas en los últimos años en el yacimiento visigodo de Guarrazar, en Guadamur. Se trata de un terreno en vaguada que prometía una modesta o nula explotación, pero la tormenta que descargó el pasado 1 de septiembre en los Montes de Toledo ha destapado los cimientos de unos muros de más de un metro de espesor probablemente también de origen visigodo. «Es una alegría bastante grande», indicaba a este diario el experto y director de este yacimiento.

La corriente de agua desatada ha hecho aflorar ahora estos muros que serán revisados en el mes de octubre por un experto alemán con un examen geofísico; concretamente, será el arqueólogo germano Christoph Eger, quien realizó la segunda excavación arqueológica sobre ‘Guarrazar’ entre los años 2002 y 2005.

De esta manera, Rojas confía en incorporar hacia finales de año esta zona como parte del recorrido visitable del yacimiento de ‘Guarrazar’, cuya superficie principal de estudio comprende cuatro hectáreas.

La DANA destapa muros de origen visigodo en GuarrazarLa DANA destapa muros de origen visigodo en GuarrazarEsta zona de vaguada había quedado hasta ahora exenta de estudio en las campañas desarrolladas para estudiar las construcciones de origen visigodo que incluyen una basílica, un hospital de peregrinos o una estancia para las abluciones. «Es un importante santuario de época visigoda», explica al respecto el experto.

El contexto y el tipo de estructura descubierta por la riada del 1 de septiembre hacen decantarse por un edificio de origen visigodo en un paraje localizado entre olivares. Ahora mismo, las excavaciones continúan en el conjunto del yacimiento de ‘Guarrazar’ merced a un taller de empleo y a una ayuda recibida de la Junta de Comunidades.

En el paraje del yacimiento, fue descubierto en 1858 el conocido como ‘Tesoro de Guarrazar’. Solo se han conservado 10 coronas, pero se sospechan que se encontraron unas 23. Además de las coronas y sus respectivas cruces, en el conjunto del tesoro también había cálices, al menos una cruz procesional de oro repujado con gemas, perlas y nácar, así como otros objetos que se perdieron en las ventas a joyeros y no se ha llegado a saber cómo eran, aunque en sus declaraciones los descubridores también mencionaron un cincho o una paloma, también fabricados en oro, según destaca la página ‘www.guarrazar.com’.

No obstante, hasta 1995 no se inició su estudio mediante métodos científicos sobre las piezas del tesoro. En la investigación participó un equipo multidisciplinar de Bélgica, España y Francia, dirigidos y coordinados por el CSIC. Entre los resultados, se conocieron aspectos relacionados con la composición de los metales y las técnicas de su elaboración, así como el origen de las gemas, que en el caso de los zafiros proceden de la antigua Ceylán (Sri Lanka) y las esmeraldas de minas de la zona del Tirol austriaco.

Recientemente, en octubre de 2014, la alcalde de Guadamur, Sagrario Gutiérrez, encontró un zafiro en el mismo yacimiento de ‘Guarrazar’.

En el año 2013, los expertos encabezados por Juan Manuel Rojas iniciaron las actuales investigaciones arqueológicas, encuadradas como parte del proyecto ‘Guarrazar: arqueología y nuevos recursos’, que se centra en el importante complejo monástico-palacial de época visigoda al que debió pertenecer el famoso tesoro descubierto en 1858.