scorecardresearch

Fran y sus 12 compañeros: el «riesgo» de ser educador social

J.M.
-

«No tenemos una regulación clara de funciones», se quejan estos profesionales que llegaron en 2002

Fran y sus 12 compañeros: el «riesgo» de ser educador social

La agresión de un padre contra Fran, el educador social del IES 'La Sisla', ha puesto en boca de la sociedad una figura que aterrizó como proyecto piloto hace 20 años en los centros educativos de la provincia. La víctima, que trabaja desde hace unos 15 años en el instituto de Sonseca, supone un ejemplo de la estabilidad de los 13 profesionales repartidos en otros tantos destinos de Secundaria. Ana Belén García, por ejemplo, acumula 12 en el IES 'La Cañuela' de Yuncos. «No tenemos una regulación clara de funciones y tareas. Necesitaríamos un marco general que nos encuadre las actuaciones», reclama.

«Estamos perdidos en el baile», asegura por esa tierra de nadie administrativa en la que se mueven los educadores sociales, que no pertenecen legalmente al cuerpo de docentes pero que asumen tareas tales. «Estamos entre Educación y Administración Pública», indica.

«No son comunes las situaciones tensas. Es un riesgo que tenemos que asumir», apunta Ana Belén porque los educadores sociales encaran a alumnos con problemas graves de absentismo, o con los llamados indicadores de riesgo en el ámbito familiar o de violencia de género. «Riesgo sí que corremos», reconoce aunque puntualiza: «Nunca he sentido miedo. Ni que me fueran a pegar».

Los educadores tratan de encarrilar a los estudiantes en ámbitos más allá de los puramente académicos, aunque las calificaciones evidencien desequilibrios personales que hacen necesaria la intervención de los profesionales. Lo habitual es que la atención se deba por la derivación de los profesores,

La última Relación de Puestos de Trabajo, correspondiente a 1 de enero de 2022, muestra que ejercen 43 educadores sociales en toda CLM. La provincia de Toledo encabeza el rango con 13, por delante de los 9 de Albacete, los 8 en Ciudad Real, los 7 de Guadalajara y los 5 de Cuenca. «El punto fuerte es que estamos en exclusiva en un centro educativo. Formamos parte de la plantilla estable», abunda Ana Belén, que ha desarrollado en el IES 'La Cañuela' de Yuncos la denominada 'Asamblea coeducativa', una propuesta del plan de igualdad del centro de Secundaria.