«Me dejó mal cuerpo que se nos escapara el triunfo»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Roberto Aguirre, se mostró molesto con los últimos minutos de su equipo en el derbi ante el CD Torrijos y dijo que le costó asumir que encajaran el tanto del 1-1

«Me dejó mal cuerpo que se nos escapara el triunfo» - Foto: Yolanda Lancha

A diferencia del estreno liguero en casa, donde mostró su satisfacción por la buena gestión del tramo final, Roberto Aguirre, técnico del CD Toledo, reconoció le dejó mal cuerpo que se les escapase el triunfo en el derbi frente al CD Torrijos: «Me cuesta asumir que podamos encajar un gol cuando estábamos por delante»
Es una lección que, según el asturiano, ya llevaban aprendida del descanso porque «justo antes, ya cometimos tres faltas en un minuto, una de ellas al borde del área como la que metió el jugador (Ángel) contra el Illescas». Considera que sus jugadores se aceleraron «un poco» y que necesitan aprender de lo que pasó en el Municipal Felipe Sánchez Cabezudo de Escalona.
Por lo demás, en su análisis del primer tiempo expuso que «los dos equipos estuvieron muy juntos, sin conceder y más pensando en no tener errores», algo que al cuadro verde le dificultó «jugar en campo contrario». Seguidamente, en la segunda mitad, la idea del Toledo era «ir abriéndolo, como habíamos preparado, y lo llevamos a generar más espacios y más llegadas». Según el entrenador, tuvieron un tramo bueno «que nos pudo permitir que inclináramos el partido hacia nuestro lado» y en el que «no materializamos».
De todos modos, apareció el penalti de Machuca sobre Titi que transformó Pituli. Apartir de ese momento, Aguirre insistió en su resumen anterior: «Lo que hay que intentar es que no parezca penalti, no que no lo sea; teníamos que haber asegurado más». Así las cosas, dio un toque de atención a su plantilla, a la que pide «un punto más de madurez».
Al entrenador verde se le preguntó por qué colocó a Leo en la banda izquierda y no por dentro. Su explicación fue clara, ya que el asturiano quería un equipo «con las líneas duras para que no fuera vulnerable y el rival se desgastase». Apartir de ahí, añadió Aguirre, «fuimos haciendo los cambios para evolucionar el partido a nuestro terreno». Al mismo tiempo, recalcó que no sacaron tanto el balón jugado desde atrás «para no favorecer la presión del Torrijos, una de sus características».
Finalmente, el técnico reconoció que le gustan muchas cosas de este Toledo, como «la polivencia a nivel de perfiles» o «la solidaridad y el trabajo en equipo» y «la capacidad para adaptarnos a las diferentes hacetas del juego». Eso sí, avisa de que «hay margen de mejora como equipo para controlar ciertos aspectos».