scorecardresearch

Una nueva Estrella que deslumbrará

Leticia G. Colao
-

La Hermandad de la Cruz de los Alfareros estrenará el Viernes Santo un nuevo paso con la belleza y el realismo de la Dolorosa Virgen de la Estrella y un trono muy talaverano, bajo palio y con detalles cerámicos

Una nueva Estrella que deslumbrará - Foto: Rubén Rodríguez

La Hermandad de la Cruz de los Alfareros espera con emoción la llegada del Viernes Santo. No solo por los dos años sin salidas procesionales obligados por el Covid o los dos anteriores, cuando la lluvia impidió su salida por las calles de la ciudad.

La Semana Santa de 2022 será especial para la cofradía de los ceramistas y para el conjunto de la ciudad, ya que será la del estreno de una nueva imagen que dará más belleza aún a la celebración religiosa en Talavera, reconocida como de Interés Turístico Regional y con ganas de seguir creciendo.

La talla de la Virgen Dolorosa Nuestra Señora de la Estrella, de la imaginera gaditana Ana Rey, forma parte de la cofradía talaverana desde 2018, cuando fue bendecida en la parroquia de San Andrés. No era ese el año de su salida, al carecer de andas, sino el de 2019, aunque la lluvia y una serie de circunstancias complementarias lo impidieron, explica a este diario el Hermano Mayor de los Alfareros, Pablo Adeva.

Este año sí que sí. Las previsiones meteorológicas, continuamente consultadas por los cofrades, revelan que las nubes de los últimos días darán paso el Viernes Santo a claros y buenas temperaturas para disfrutar de las procesiones sin paraguas, y la Virgen de la Estrella podrá darse a conocer a los talaveranos, esperando el mejor recibimiento.

El resultado de la nueva talla es absolutamente espectacular: Nuestra Señora de la Estrella ha sido realizada a tamaño natural y tallada en madera de cedro. Vestida por David Calleja, su imagen asombra por su gran belleza, el tremendo realismo y el brillo de sus ojos, que no dejará a nadie indiferente.

Se une a los otros pasos que conforman la Hermandad antes gremial y ahora abierta a toda la ciudadanía que se sienta identificada con la cofradía. El primero es la cruz matriz y el segundo, también relativamente reciente, el Cristo de la Voluntad, única imagen de un Cristo sedente de la Semana Santa talaverana. Se une también el paso del Martirio, portado por los alumnos de La Salle que este año celebran su Primera Comunión.

Adeva asegura que el nuevo paso va a ser «una locura». A la belleza de la Virgen Dolorosa, se une el trono, elaborado en madera por el tallista talaverano Alberto Paniagua, al que acompaña, como no podía ser de otra manera, un palio decorado con la tradicional greca cerámica renacentista en azul y blanco, a la que acompañará toda la candelería del paso, también en cerámica. «Pensamos que no hay nada ni parecido en España», añade Adeva.

La cofradía no ha tenido problemas para encontrar a los cargadores del nuevo paso. Además, los nombres de los que porten por primera vez a la Virgen en su estación de Penitencia, tendrán el honor de quedar para siempre 'guardados' en un bolsillo interior de la talla como su primera cuadrilla, los 'pies de la Virgen'.

virgen de la estrella. La Cofradía de los Alfareros cierra con la Virgen de la Estrella el proyecto de ampliación de sus titulares, uno de los fines de la hermandad desde que dejó de ser gremial.

En el colegio La Salle tienen su sede canónica y a él han querido hacer un guiño con esta nueva imagen. Según explica el Hermano Mayor, la advocación de la Estrella responde a la Virgen del mismo nombre, patrona de las Escuelas Cristianas, en las que se enmarca La Salle. Curiosamente, añade, también la Cofradía de los Ceramistas y Alfareros de Triana, en Sevilla, tienen un paso de la Virgen de la Estrella, aunque en este caso ha sido solo casualidad.

En estos días se prepara todo para su salida, la primera por las calles de Talavera. Su trono será tan «grandioso» que ha obligado a modificar la salida habitual de la Cruz de los Alfareros, por la calle Travesía Patio de San José, junto a la parroquia de San Andrés. Ahora se realizará por la calle Olivares, que permite la salida del paso bajo palio después de la modificación del dintel de la puerta. Una vez en la calle, una nueva Estrella deslumbrará en la Semana Santa talaverana.