scorecardresearch

Un nuevo jardín de las delicias

F. J. R.
-

El jardín de la antigua biblioteca del Miradero luce tras su recuperación por CORPO con una monumental fotografía donada por José Manuel Ballester, además de esculturas de Kcho, Miquel Navarro, Alberto Corazón, Dagoberto Rodríguez, Oteiza y Berned

Un nuevo jardín de las delicias - Foto: Yolanda Lancha

José Manuel Ballester llegó en la mañana de ayer a la 'Colección Roberto Polo. Centro de arte moderno y contemporáneo de Castilla-La Mancha' (CORPO) arrastrando una pesada mochila. De ella sobresalía un trípode. Lo desplegó cuidadosamente e instaló su cámara. El Premio Nacional de Fotografía en 2010 había venido a Toledo para retratar su propio trabajo, la majestuosa imagen de 17 metros de largo y más de tres de alto con la que se ha cubierto uno de los muros del jardín de la antigua biblioteca provincial del Miradero, un espacio degradado y en desuso que ahora luce restaurado como un nuevo espacio expositivo de CORPO.

La nueva obra de uno de los mejores maestros patrios de la fotografía, con presencia en fondos de museos tan importantes como el Guggenheim de Bilbao, el Museo Nacional Reina Sofía y el IVAM de Valencia, lleva por título 'Puente en las Tablas de Daimiel'. 

La denominación es tan precisa que sobra descripción alguna, ya que eso es precisamente lo que el visitante podrá encontrarse a partir del próximo 31 de marzo, cuando este nuevo espacio sea inaugurado.

Un nuevo jardín de las deliciasUn nuevo jardín de las delicias - Foto: Yolanda LanchaLa Tribuna, de la mano del propio Ballester, ha podido contemplar las virtudes de este nuevo jardín de las delicias toledano, que está llamado a convertirse en un espacio al aire libre de referencia dentro del panorama cultural de la ciudad.

La monumental imagen, que terminó de ser instalada en la mañana de ayer, fue tomada por Ballester en 2007, pero no tuvo ninguna duda de elegirla cuando recibió la propuesta del director artístico de CORPO, Rafael Sierra. Y es que, la primera opción para cubrir el muro este del jardín estaba vinculada a la cerámica de Talavera, hastaBallester se cruzó en el camino.

Ahora, como un colosal trampantojo, el jardín de CORPO se antoja infinito a ojos del visitante. Desde el claustro del museo ya se divisa el acceso al puente y se contemplan, en tonos oscuros, las mansas aguas de las Tablas. Un guiñó desde Toledo a La Mancha con el agua como protagonista en estos tiempos de sequía.

Un nuevo jardín de las deliciasUn nuevo jardín de las deliciasBallester no ha dudado en donar esta obra al gobierno de Castilla-La Mancha, valorada en 120.000 euros, pero no será lo único que podrá verse en breve en Toledo. El 31 de marzo abrirá también una muestra suya de dibujos y fotografías con el título 'de Mondrian a Malévich', una deconstrucción digital que es un particular viaje entre elementos geométricos puros.

Ese mismo día, el nuevo jardín de CORPO también abrirá sus puertas y, junto al mural de Ballester, los visitantes podrán disfrutar de ocho magníficas esculturas de Kcho, Miquel Navarro, Alberto Corazón, Dagoberto Rodríguez, Oteiza y Arturo Berned en un espacio de 2.000 metros cuadrados .

Más fotos:

Un nuevo jardín de las delicias
Un nuevo jardín de las delicias
Un nuevo jardín de las delicias
Un nuevo jardín de las delicias - Foto: Yolanda Lancha