scorecardresearch

«Si vieran en Madrid que falta agua, este debate se acabaría»

L.G.E.
-

Page avisa en Valencia de que es una «temeridad» depender de «una tubería a cielo abierto, que se evapora el 28% y está a expensas de que cualquier fanático, idiota o desaprensivo haga barbaridades»

«Si vieran en Madrid que falta agua, este debate se acabaría» - Foto: David Esteban

Page ha participado hoy en el foro de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), hizo una intervención de aproximadamente una hora y al finalizar hubo solo una pregunta y fue sobre el trasvase del Tajo al Segura, un acueducto que enfrenta a Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana desde hace décadas.  «El tajo no es el Ródano y cuando se habla de agua, hay que ser serios», expuso, «este debate no lo va a arreglar la política, es un problema de evolución ambiental». 

Cree que es necesario un acuerdo y que llegue antes de que lo imponga el Cambio Climático. Dejó caer que si el abastecimiento de Madrid estuviera en peligro, ya se habría alcanzado. «Si en Madrid vieran el día de mañana que en el canal de Isabel II le falta agua,  ya verían cómo este debate se ha acabado», comentó, «a nadie le cabría la idea de que Madrid se quede con cortes de agua».

Page admite que en el Levante no puede faltar agua, pero él reclama que tampoco falte en Castilla-La Mancha. Señala que falta porque hay miles de explotaciones agrarias esperando autorizaciones desde hace diez años y polígonos  que no se pueden desarrollar porque no están garantizados los caudales. Comenta que no tiene mucho sentido que se haya conectado con un trasvase un río de la España seca con otra parte de la España seca. 

Los israelitas no dudaron. Para los intereses del Levante, recomienda utilizar todas las fuentes disponibles y eso implica también el agua desalada. «Aquí hubo mucha oposición a las desaladoras como si fueran un problema, pero los israelitas nunca lo han dudado», aseguró. El presidente de Castilla-La Mancha apuntó que el trasvase ha estado roto dos años y planteó: «¿Cómo se ha bebido y regado aquí? A base de las desaladoras». 

Además considera una «temeridad» que se dependa únicamente del trasvase. Recuerda que es una «tubería a cielo abierto, que se evapora el 28 por ciento del agua y que está a expensas de que cualquier fanático, idiota o desaprensivo haga barbaridades». 

Page apostilló que España podría optar por un sistema de trasvases  y resolver el problema con «fontanería», conectando por tuberías las cuencas, pero no solo la del Tajo: «Lo que sucede en este país es que nadie se atreve hablar del resto». De todas formas, reconoce que «si somos serios» esta alternativa de conexión de trasvases no es compatible con una política medioambiental y sostenible. «Ya no lo defiende nadie», aseguró.