«El Eurocuerpo es ejemplo de capacidad militar»

C.M
-
«El Eurocuerpo es ejemplo de la capacidad militar» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El jefe del Estado Mayor del Eurocuerpo fijó la necesidad de «profundizar más en la coordinación para volverla más efectiva» optimizando el conjunto de las capacidades de las naciones occidentales»

El título ‘La UE y la OTAN. Condenados a entenderse’ auguraba, por parte del jefe del Estado Mayor del Eurocuerpo, una disertación relativa «más que a una condena -por lo de la condena- a la «necesidad de compartir capacidades militares y cuarteles generales, de manera que teniendo intereses comunes, como tenemos ambas organizaciones, se pueda arbitrar una manera de cooperación efectiva y óptima» que «reduzca la factura de Defensa en todos los que nos presentamos en este bloque».
Por ello, y consciente el general Fernando García Blázquez de que «ahora la voluntad de las naciones europeas es profundizar más en la coordinación para volverla más efectiva», apreció la importancia de «desarrollar, tanto en industria de defensa como en las propias capacidades militares de los países de la Unión Europea, de una manera independiente pero siempre integradas dentro de la realidad común» de la OTAN y la UE. Todo para alcanzar los objetivos comunes «de forma más eficaz optimizando el conjunto de las capacidades de las naciones occidentales», de manera que «sea lo más fácil y lo más barato».
El jefe del Estado Mayor del Eurocuerpo, que consideró que «España debe seguir con sus programas hacia una iniciativa política estratégica y militar coordinada con nuestros aliados» para «cubrir los huecos que aparecen entre unos y otros ejércitos», posicionó el Eurocuerpo como «ejemplo claro de que una capacidad militar de carácter netamente europeo puede ejercer el mando tanto de unidades multinacionales pertenecientes a la OTAN como a la Unión Europea».
La iniciativa -nacida en 1992 integrada por España, Francia, Alemania, Bélgica y Luxemburgo-, surgió del interés de «tener una capacidad militar que pudiera estar al servicio tanto de la Unión Europea como de la OTAN», y el resultado «ha funcionado extraordinariamente bien en todos los escenarios en los que, por un lado Unión Europea ha tratado -como es África, la misiones EUTM de Malí y de República Centroafricana-, pero también como mando y como cuartel general de la OTAN tanto en Bosnia como en Kosovo o en Afganistán».
Preguntado por la condena de un entendimiento que no parece muy consolidado, apuntó que no se trata de que la UE y la OTAN no se entiendan, sino más bien «que podamos entendernos de una manera eficaz».
No en vano, ambas instituciones «siempre se han entendido», de hecho «Europa y América forman parte del bloque Occidental» y, por supuesto, «en iniciativas de política y seguridad común los intereses de ambos deben mantenerse alineados».