scorecardresearch

Voluntarios en silla de ruedas aconsejan para evitar accidente

LT
-

Teo y Mamen explican a los conductores que atender el móvil mientras se conduce, ir demasiado rápido o no llevar el cinturón de seguridad tiene consecuencias

Voluntarios en silla de ruedas aconsejan para evitar accidente - Foto: Yolanda Lancha

La Dirección General de Tráfico (DGT) en colaboración con la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) han vuelto a salir a las carreteras de Toledo para concienciar a los conductores del peligro al que se expone ellos y sus acompañantes a causa de las distracciones al volante, en este caso con mención especial a las que se derivan del uso del teléfono móvil. Teo y Mamen, dos voluntarios de Aspaym que saben de lo que hablan porque ambos van en silla de ruedas debido a las lesiones que sufrieron en sendos accidentes de tráfico, fueron los encargados de hablar con los automovilistas para explicarles en primera persona la importancia de mantener una conducta adecuada mientras se maneja un coche.

Dentro de la campaña de sensibilización 'No corras, no bebas, no cambies de ruedas' la presencia de los voluntarios pretende concienciar a las personas para que no corran ni tengan distracciones, y así evitar accidentes «para que no se queden en silla de ruedas».

La experiencia de Teofilo Romero, vecino de Cedillo del Condado, es precisamente la de una distracción con el móvil mezclado con «ir una poquito rápido con el coche» por lo que tuvo un accidente. «Cuando me desperté estaba en el hospital» y quiere transmitir que no hay causa para no dejar el móvil a un lado y para no correr, por lo que espera conseguir concienciar a otras personas de que hay que «ir despacito» para evitar consecuencias que se arrastran de por vida.

Voluntarios en silla de ruedas aconsejan para evitar accidenteVoluntarios en silla de ruedas aconsejan para evitar accidente - Foto: Yolanda LanchaEn su caso, dice que no le resulta complicado compartir esa experiencia porque desea ayudar a otras personas a partir de lo que le ha ocurrido a él. «Ya bastante hemos pasado nosotros» y avisa que le puede ocurrir a cualquiera  y no es solo quedarse en una silla de ruedas sino que te cambia toda la vida y necesitas siempre alguien que esté contigo para ayudarte.

También cree que la campaña es más eficaz porque se ven consecuencias reales sobre personas reales, es decir, no es un montaje donde se atropella a un famoso sino que son accidentes de personas que ahora se prestan a hablar con otros conductores pero se han quedado en silla de ruedas.

Tiene 43 años y desde los 38 está en silla y aconseja dejar el móvil guardado y no preocuparse de si se tarda 10 minutos o dos horas más, lo importante es poder seguir viviendo.

Mamen lleva 15 años colaborando en estas campañas y lo ve necesario porque sigue habiendo muchos accidentes con víctimas. Opina que hay un porcentaje importante de gente a la que el mensaje le llega, solo tienen que mirarles a ellos.

Explica que no llevaba cinturón de seguridad y salió despedida causándose una lesión medular que le condenó de por vida a la silla y si bien admite que se ha rehecho también que sería mucho mejor si hubiera podido evitar la lesión.

Hace veinte años que le sucedió y recalca que es posible minimizar los riesgos (como atender el móvil al conducir) ya que las distracciones son causa principal de los accidentes y el teléfono es un factor de riesgo máximo.