La Junta recibe las llaves del nuevo hospital de Toledo

Redacción
-
Fachada del nuevo hopital de Toledo. - Foto: Yolanda Lancha

Así lo ha anunciado hoy Emiliano García-Page, durante el debate de investidura. La Junta ha recibido el nuevo compleo hospitalario una vez salvados algunos requisitos tecnológicos relacionados con los quirófanos de medicina nuclear

La UTE constructora del nuevo hospital de Toledo ha entregado hoy al Gobierno regional las llaves del nuevo hospital de Toledo. Así lo ha anunciado hoy el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el debate de investidura.

La Junta  ha recibido el nuevo compleo hospitalario una vez salvados algunos requisitos tecnológicos relacionados con los quirófanos de medicina nuclear y las salas de radioterapia. Ahora empieza la etapa de equipamiento tecnológico del centro sanitario.

Tras la modificación del contrato de obra y la incorporación de los elementos no contemplados en el anterior proyecto hospitalario -área de reproducción asistida, unidades de ictus, del dolor y de patología mamaria, laboratorio vascular, rehabilitación cardiaca y área de coordinación de trasplantes-, el nuevo hospital de Toledo se estrenará con una capacidad de 668 camas para ingreso hospitalario (837 si se cuentan UCI, reanimación, pediatría...).
El dato hace que el número camas del Complejo Hospitalario de Toledo (es decir, de todos los centros médicos de la ciudad con capacidad de hospitalizar: Valle, Parapléjicos, Provincial...) pase de 940 con el actual Virgen de la Salud a 1.142 con el futuro Hospital Universitario de Toledo. Es decir, un 21,5% más. Además, el número de camas de UCI para adultos se aumentará en un 32%, las Unidades de Reanimación Postanestésica (URPA) se incrementan de las 15 actuales a 52, un 246% más, mientras que los locales de consultas de especialidades suben un 51%, los quirófanos un 50%, los puestos de hospitales de día un 26% y los gabinetes de exploración un 106%.
Si algo merece especial atención es el área de quirófanos. El hospital cuenta con un total de 24, divididos en dos plantas. Las joyas de la corona son dos quirófanos híbridos de 70 m2 cada uno, forrados con plomo para poder hacer uso de un arco de flujo laminar. Es la vanguardia de la tecnología, equipada con dispositivos avanzados de imágenes diagnósticas de alta calidad, que combina una gama de servicios de intervención (imágenes médicas, como resonancia magnética y tomografía intraoperatorias) y quirúrgicos en un solo lugar, sin necesidad de realizar traslados del paciente.
 Existe también un quirófano integrado, equipado con tecnología que  permite visualizar en directo, grabar y difundir (en tiempo real, sin retardo) las intervenciones en alta definición tanto en una pantalla de grandes dimensiones dentro del propio quirófano, como a distancia. Es ideal para la docencia.
Además, una de las plantas quirúrgicas estará dedicada a quirófanos polivalentes, que permitirán ser utilizados por especialidades como Otorrinolaringología, Oftalmología, Cirugía General, Traumatología, Dermatología, Urología o Ginecología, entre otras.
Las Urgencias contarán con tres salas de triaje para la elección y clasificación de pacientes según su gravedad. Habrá una zona de radiografías propia, independiente de la zona principal de rayos X, así como todo el equipamiento general necesario para convertir el servicio de Urgencias en un elemento autónomo e independiente. Sin quitar que llegado el momento se tenga que recurrir a otras partes del nuevo complejo hospitalario, como la zona de 24 quirófanos.